lunes, 24 de noviembre de 2008

¡SAN PABLO Y ABRE ESPAÑA!




Así titulaba Miguel de Unamuno un artículo en 1934, artículo luego reproducido como prólogo en la traducción española del San Pablo de Teixeira de Pascoaes, un libro de religiosidad heterodoxa y atormentada (con razón le chiflaba a Unamuno), una especie de biografía novelada, históricamente deficiente, filosóficamente paradójica y brillante (con razón le chiflaba a Unamuno), literariamente preciosa. Tampoco, a decir verdad, tenía Pascoaes pretensiones de historiador, pues él mismo escribía que "la verdad histórica es anecdótica y la legendaria esencial".

He querido recordar esta frase del título en este año de San Pablo. Con ella quería expresar Unamuno su deseo de que España se abriera, decía, a la esperanza "desesperada".

Un servidor, que tiene un sentimiento menos trágico de la vida, quisiera que España (o las Españas, me da igual, discuta de ello quien con ello se problematice) se abriera al Cristo vivo de Pablo, al que nos muestra cómo vivir y morir, al Cristo predicado por Pablo incansablemente. No sería poco provecho si este año los que nos decimos, y queremos decirnos y serlo, cristianos, aprendiéramos de San Pablo su infatigabilidad. No buscó justificaciones, no se desanimó, no pasó la culpa a otros, no se quejó ni se lamentó cuando no fue escuchado o cuando su predicación no dio aparentemente un fruto abundante e inmediato. Llevó a cabo su apostolado en la necesidad y en la abundancia, haciéndose todo a todos. No se arredró cuando fue tenido por necio, débil o deshonrado. No se echó atrás a causa de los ultrajes, de la persecución, de la difamación. Cinco veces los cuarenta menos uno, tres apaleamientos y un apedreamiento, naufragios, sendas peligrosas, fatigas, desvelos, hambre, sed, frío... No desfalleció. ¿Nos atreveremos todavía a quejarnos?
¡San Pablo, y abre España!
Una sonrisita nueva para chiste antiguo:
Dos mirando una carrera atlética.
-Pero...¿por qué corren tanto?
-Porque al que cruce la meta primero le dan un premio de cinco mil euros.
-Ah...esto...y los demás...¿por qué corren?

8 comentarios:

Margalida dijo...

Se abriera al Cristo vivo de Pablo, al que nos muestra cómo vivir y morir, al Cristo predicado por Pablo incansablemente. No sería poco provecho si este año los que nos decimos, y queremos decirnos y serlo, cristianos, aprendiéramos de San Pablo su infatigabilidad.
No quiero ser egoista, me conformo con un poco menos...de penurias ¿mejor repartir verdad?

El no estar agotada sí que me gustaría.

Outsider friar dijo...

Evidentemente, Marga, no me refería al cansancio "físico", sino al desánimo evangélico, al pesimismo en el apostolado.
Probablemente tu "estar agotada" sea mucho más fecundo que la actividad desenfrenada de mucha gente.
Estarás agotada, pero esas fotos de tu blog son preciosas. Y los textos, más. Gracias por seguir ahí.

Lectordetodo dijo...

San Pablo lleva espada como Santiago Matamoros, aunque la de San Pablo es más poderosa: la espada de la Palabra. Me gusta ese San Pablo y abre España. Me has tocado la curiosidad con ese libro sobre San Pablo que citas y no conozco, voy a ver si puedo localizarlo.

Margalida dijo...

El desánimo evangélico, al pesimismo en el apostolado.
Pienso que tiene que ser duro dejar toda tu piel en el intento, conozco el caso de un cura de más o menos tu edad y todo cuanto hace es criticado y mal interpretado.
Él intenta ser comprensivo, no discute, lo definiría más bién como un estoico. Tiene mucha paciencia.

No sé cuales son tus creencias de la religión católica, ni en qué línea te incluyes, pero en según que línea que para ellos no hay el diablo, ni espíritus malignos pienso que es mucho más fácil el desaliento.
No pienso que sea bueno obsesionarse con el diablo, pero aligera, ayuda a perdonar y a aceptar más la voluntad de Dios y también me ayuda más a entender a la otra gente con los hechos que no son correctos o acertados.

También pienso que ha de ser duro viviendo en un mundo que hay tan poca fe, al menos en mi entorno, un mundo tan racional.
Lo raro es que muchos sigan siendo curas y además en edades que están en lo mejor de su vida.
Pienso que es de agradecer que se hagan aún sacerdotes y que sigan allí con fe para el bién de la comunidad.

Margalida dijo...

Lo que ya no sé si os sería más fácil o más difícil si el casaros fuera opcional.

¿Si en un concilio se aprobara o aceptara sería posible el casarse los sacerdotes, no hay nada que lo impida?

Ojalá mi oración tuviera más efecto y la gente por la que rezo tuviera más fe.
Me permites que desee que la Virgen Santísima les de ánimo y optimismo para que se reavive el apostolado y que crezca la fe en la comunidad.


El mérito de las fotos no es mio, son las fotos que hace mi marido mientras yo miro las plantas y me entretengo con otras cosas...

Outsider friar dijo...

El celibato sacerdotal es una normativa puramente eclesiástica, no se la considera de derecho divino. Se mantiene, sin embargo, porque la Iglesia considera que es un estado más apropiado y conveniente para sus sacerdotes. Hay quien cree que si se suprimiera habría más vocaciones, hay quien lo duda.
En mi caso, como soy un religioso ligado por votos, el hecho de que esta norma se cambiara no cambiaría nada.
Ninguna oración se pierde, Marga, y tú no puedes conocer realmente el "efecto" de esa oración, de la misma manera que en el fondo nadie más que Dios puede conocer de verdad la fe que cada persona tiene.

Margalida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Margalida dijo...

Tienes razón que yo no sé la fe que tiene la gente con la que no hablo o escucho.
Pero la gente que te dice que no cree en Dios, que todo el día aprovecha para criticar a los que creen.
También he escuchado muchos explicaciones y la verdad a según que zonas ya sólo les falta a la religión católica quitar a Jesucristo.
Pues he oido que no existe la Virgen María, no existe el demonio, no existen los ángeles.
¿qué les queda?
Dicen el Espíritu Santo.
Pero no creen que exista el no santo.
¿Cómo puede haber la parte bonita del bordado si no está la otra parte?

Ya sé que hay muchas cosas que tienen explicación desde la psicología, pero también sé que la psicología no tiene respuestas para todo y que también durante su historia que es muy reciente hablan de unas 2 crisis.
Ésto sólo lo comentan a nivel de de historía de la psicología y a las personas que vamos a trabajar de una manera directa o indirecta con ello.