martes, 11 de noviembre de 2008

Caerse del caballo

Probablemente lo del caballo y la caída fue un elemento de adorno añadido por el "como me lo contaron te lo cuento". Vayan ustedes a saber si realmente iba Saulo montando un jumento, si repantingado en un carromato o con el coche de San Fernando (que el Santo rey no existía, pero sí el método de locomoción). Lo que sí sabemos es que allí hubo una experiencia vital determinante, que desde entonces nada sería lo mismo para aquel judío.
Lo cierto es que la mayoría de la gente, en materia de conversión, sigue, seguimos, procesos graduales, más que aparatosas caídas del caballo. Pero también es cierto que en ese proceso nebuloso, difícilmente descriptible, todos reconoceríamos episodios, instantes, flashes que recordamos especialmente. Para algunas personas resulta casi una necesidad hablar de tales eventos vitales, los cuentan como quien cuenta una hazaña, a veces sin alcanzar a comprender cómo el interlocutor no queda subyugado por el acontecimiento relatado. Es difícil transmitirlo, tal vez por aquello de que "nunca se logra hablar de lo que se ama", aunque al mismo tiempo se siente de que ninguna otra palabra es más digna de ser dicha que aquella.
Recuerdo especialmente uno de esos hitos en mi camino personal. Fue hace muchos años. Y mediante la televisión (ea, para que luego digan que ese artefacto no sirve para nada positivo). Fue un sábado noche. El Informe semanal mostraba unas imágenes, las imágenes finales de un reportaje sobre un atentado en la tierra de Jesús. Unos tipos con guantes y bolsas de plásticos recogían cuidadosa y exhaustivamente pequeños pedacitos de carne humana entre vidrios y hierros retorcidos. Después vino el intermedio, no habían transcurrido ni siquiera 15 segundos y allí, en la misma pantalla, una mujer de edad mostraba sus pómulos brillantes y atractivos. Era un anuncio de cosméticos. Collons, me dije, ¿esto es la vida, este sinsentido?
No fue exactamente una caída del caballo, más bien un bajar del taburete. Pero sólo es desde abajo desde uno puede levantarse, desde donde Otro puede levantarnos.
(Creo que en el texto de los Hechos falta una palabra; en realidad, lo que Saulo debió decir fue: "Collons, ¿quién eres tú, Señor?" O tal vez no, no me hagan ustedes mucho caso, porque Saulo había ido a una buena escuela rabínica y yo sólo soy un outsider)
Terminemos con una sonrisita tal vez nueva para chiste antiguo:
Dos amigos que se encuentran tras mucho tiempo sin verse:
-Hombre, Damián, qué sorpresa! Me habían dicho que habías muerto el año pasado.
-No, el que murió fue mi hermano Cosme...
-Pero qué lástima, hombre, qué lástima...

17 comentarios:

Felicitas dijo...

me recuerda aquello de un hombre que al ver a su amada muerta, pensó, no serviré a ningún ser humano más. sólo serviré a Dios.
bueno, no era exactamente así, pero como idea sirve, no?

Outsider friar dijo...

Era muy parecido. Fue San Francisco de Borja, llevando el cuerpo de la emperatriz Isabel a que fuera sepultada en Granada. Al ver el cadáver descompuesto, se dice que dijo: "No más servir a señor que se me pueda morir".

(Cuidado con el perro)

Máster en Nubes dijo...

Aquí estoy, la curiosidad me puede. Interesante tu blog y la sua persona.

Con Dios. Siempre. Como ya le han dicho, con esa gorra no parece Vd. sacerdote, sino policia.

Me gusta este lugar, y los 2 post, volveré. Ahora a dormir, ´"el músculo duerme, la ambición descansa" que cantaría el tango.

Gracias por no escribir en catalán, Margalida me atrae pero no entiendo, perdons...

Anónimo dijo...

Lo que le pasó a san Pablo es que el sol le enlluernó.
haces muy bien tu de protegerte con las gafas que a ciertas edades las caídas son muy peliagudas.
el chiste de tan tonto hace gracia

Anónimo dijo...

Yo me cai del caballo muchas veces pues era jinete, pero cuando me miro Dios con el alma limpia (despues de una confesion en un retiro espiritual) y me sostuvo con sus manos enormes al principio de mi camino espiritual, con tantos tropiezos y meteduras de pata, me encontre muy a gusto. Ahora, es un camino de espinas enorme, pero como San Pablo aquel momento, como el de los apostoles, que se acuerdan a veces hasta de la ora en que Jesus les miro, es inolvidable.

Eudora dijo...

La pregunta del millón en la blogosfera, ¿es usted de verdad religioso de mediana edad y todo lo demás?...

En fin, otro más, quiero decir, un blogger más en este mundo sin fronteras, o casi sin fronteras.


Yo no sé nada de caídas de caballo ni siquiera de burra o jumento, pero lo que sí sé es qu elos conversos son terribles, ya ve la que armó Pablo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Gracias por su comentario. Me entró la duda y comprobé , la verdad es que si era "honoris causa" aunque parezca hoy en día mentira ¡y no han pasado tantos años!, ya ´le comenté allí.

Ahora me gustaría hablar de la caída del caballo. Yo ni siquiera caí del taburete, tan solo me di cuenta de que para ser feliz había que tener fe, yo había desistido pero quería que mis hijos fueran felice y me propuse hacer todo como si tuviera fe, no para engañar a nadie sino para transmitir algo que, con todo dolor de mi corazón, no tenía. Sin darme cuenta Dios fue entrando muy despacito en mí y aprovechó aquello en que yo había dicho "hagasé tu voluntad", en la familia para hacerme entender con la muerte de unao de los niños al poco de nacer (lo cuento en el post "no pudo ser") que la vida es suya y que no se trata de mi generosidad, que seguiría siendo "mía" sino de su voluntad. Fue una experiencia maravillosa dentro de la dureza, un decir "pues hala, que se haga lo que tu quieras". Y así estoy camino de la conversió, pasito a pasito, pero creo que ya puedo decir que tengo fe y creo a pies juntillas en la Providencia porque la veo actuar en mi vida de la mañana a la noche.
María Jesús

Luis y Mª Jesús dijo...

muy buenos los chistes collons!.

vengo desde el 5ºB, a confirmar que con el nombre aborto honorias causa -junto con el infanticidio- el código penal de entonces recogia una figura privilegiada a favor de la madre y de los abuelos maternos para atemperar en mucho la pena de ese delito. La suprimieron lo primero pues con esa figura la mujer libraba de la pena .. pero no los matarifes y de lo que se trata es hacer del aborto un derecho y con el tiempo una obligación cuando la criatura pueda ser una carga para el Estado

Luis y Mª Jesús dijo...

luis el último

Outsider friar dijo...

Disculpe la entrometedura (de pata), y muchas gracias por sus aclaraciones desde el 5º B. La verdad es que un servidor lo poco que estudió de Derecho lo hizo bien entrado en años, en horario de tarde-noche, con escaso aprovechamiento y mucho escepticismo.
Con toda sinceridad no comparto que el plan sea hacer finalmente del aborto una "obligación" propiamente dicha; sí que se intenta hacer colar como un derecho y en la práctica ya se le trata como un "cuasiderecho". Más que una obligación, creo que la pretensión es que pase de derecho a hecho irrelevante, es decir que finalmente tenga la misma consideración que pueda tener el quitar un juanete o quemar una verruguita.

Outsider friar dijo...

Eudora, entre los religiosos habemos gente muy rara y los estereotipos funcionan sólo hasta donde funcionan.
Además, usted pregunta lo que ya sabe, que le viá contar a usted, seguro que a estas alturas ya ha detectado en alguna letrita de algún comentario una de esas ordinariamente imperceptibles pelusillas que tan fácilmente se nos adhieren a los faldones del hábito...

Margalida dijo...

Hoy con unas compañeras hemos hablado del tema del aborto, una el año pasado era atea convencida, este año no sé.
Les he dicho que si las personas vieran el feto como el kangurito al exterior. ¿cómo reaccionariamos si viéramos una persona que lo está matando?
Pues sabemos que el hombre es el ser menos formado que hay en la naturaleza al nacer, y se va haciendo hombre durante toda su vida.

Margalida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Margalida dijo...

en donde dice hombre quise decir humano.

El hombre es el ser más incompleto, menos formado que hay en la naturaleza al nacer, se va haciendo un ser humano a través de la educación.

¿Entonces los que matan a estos fetos son humanos?
¿Qué tipo de enfermedad tienen?

Eudora dijo...

Je, je. Me cae usted bien con pelusillas en el hábito y todo.


Pues una, que no es religiosa ni ofial ni extraoficalmente, que es liberal y no tiene gana de éticas y moralidades, no porque no crea en ellas sino porque está aburrida de la mediocridad de los mensajes, no cree en esa insensatez de anunciar el aborto como quien anuncia un refresco. Mucho menos en los programas eugenésicos escondidos detrás del supuessto respeto a las decisiones individuales.

Esto se va pareciendo cada vez más al Mundo Feliz de Huxley.


Vendré por aquí un poco más porque veo que usted si que madrugada de verdad, no como otros que solo lo hacen para pipear y volverse a acostar, que hace frésquito y no hay negocios que atender.

mrswells dijo...

Hola, gracias por visitar mi blog.Del aborto hablamos tanto porque nos asusta la posibilidad de caer en la barbariec de la forma que hemos caido?

Ayer murio un bebe en Inglaterra, tenia 17 meses y una vida de abusos. Incluso los servicios sociales estaban al tanto, la madre y diversas personas..La madre llevo al bebe al medico dos dias antes con las costillas y la espalda rotas (este diagnostico ella no lo sabia) y el medico no lo detecto...
El nigno ha muerto..
Por supuesto hY UN RESPONSABLE pero tambien hay muchos responsables: de omision, de desproteccion...quiza todos somos responsables .Este mismo nino 25 meses antes habria sido legal "matarlo" segun los abortistas..

Bueno, es solo una reflexion

Anónimo dijo...

Doy gracias a Dios todos los días por pertenecer a las comunidades neocatecumenales
el Espíritu ha tocado mi vida gracias a los hermanos
gloria a Dios y paz a todos los que lean