lunes, 10 de noviembre de 2008

Outsider o outlaw?



En fin, que acaso tal que así puedo llegar a verme. Y es que el Código de Derecho Canónico prevé que cualquier religioso sacerdote necesita someter sus publicaciones a Obispo y Superior legítimo para que éste, examinando atentamente lo escrito, autorice o deniegue su publicación.

El Código no es muy mayor, tiene 25 añitos sólo, pero estos últimos 25 años han sido como tres siglos para la técnica y el Código, pobrecito, poco sabía de internet (aunque sí sabía ya de radio o tv). Lo cierto es que la mentalidad codificada es todavía la del tiempo de Gutemberg y respecto a los medios de comunicación social sólo sabe esgrimir ideas como "prudencia en el uso" (especialmente para los religiosos, que, al parecer, necesitamos esa especial recomendación dada nuestra inmadurez, véase el canon 666).

En todo caso aquí, como no pontifico ni sermoneo (al menos, no es esa la intención) ni intento sentar cátedra, tal vez pueda argüir en mi defensa que difícilmente voy a perjudicar la "fe y costumbres" de los fieles cristianos.
Además como el Código del 83 no habla de internet, siempre puedo alegar que no me hallo "contra legem", sino en todo caso "praeter legem", o sea que el Código y un servidor no entran en pugna, sino que miran hacia otro lado y no se saludan.
En fin, que todo este rollazo sólo es para aclarar que esto que hoy empiezo durará lo que dure, permitiéndolo el tiempo y no impidiéndolo la autoridad.

Terminemos con una sonrisita tal vez nueva para chiste antiguo:
El gobernador civil pasa por un pueblecito para revisar las medidas que se han tomado contra la epidemia de cólera:
-Señor alcalde, ¿usted qué medida de precaución ha tomado?
-Señor gobernador, he mandado preventivamente agrandar el cementerio.

9 comentarios:

Margalida dijo...

Este chiste es muy gracioso y con sentido de humor negro...je...je

Siguiendo el chiste ponlo en el de forty, quedaría bién en el post de hoy.
Me ha gustado tu continuación del poema.
Benvingut.
No te voy a molestar mucho no sea que te cree problemas con el códido 666

Outsider friar dijo...

Aquí nadie molesta demasiado. Y como venga alguien sólo a ensuciar las paredes, llamo a la Santa Hermandad (o toco a somatén) y acaba en el cuarto de las ratas.

Anónimo dijo...

No sabia que todavia existia eso de la censura eclesial. La Iglesia tiene que ponerse al dia en esto, si no la juventud no se aserca a ella.

Un peatón dijo...

Es curiosa la ilustración, padre, más que un capirote lo que lleva el penitenciado parece una mitra. Yo de usted no me preocuparía mucho, no creo que lo vayan a castigar por esto. Los Obispos y demás bastantes dolores de cabeza y de bolsillo tienen con los curas pederastas y otras especies clericales.
Reciba un saludo de un cristiano de a pie, de los que practican poco pero tratan de ser buena gente.

Felicitas dijo...

Hola hermano, me ha dado mucha alegría encontrarte por estas ondas tan hermosas del blog de Margalida. Es un tesoro de cristiana, ahora que no nos oye.
Confiamos en tu Bendición, que siempre nos hace falta.
Estás en mis pobres oraciones desde ya.
Un beso.
:)

Margalida dijo...

Outsider si eres cura, no tienes la cara de cura pareces más un policia.

¿Estoy en lo cierto?
Policia tal vez no lo seas pero ¿sacerdote?

Margalida dijo...

Ya veo vas de somatent.

nombre de Sometent Armat de la Muntanya de Catalunya y adoptó el lema de Pau, pau i sempre pau

Ya decía yo que tenías un humor negro.
Dices 3 líneas y dan pié para 20...


Cuando sueltas los semones en la Misa dejarás a la gente out...
entenderán el sermón de semana en semana.
Bueno, hay que decir que los chiste siempre los cojo cuando han pasado varios días.

Anónimo dijo...

Me da miedo escribir a un cura, pues lo que quiero es que sea santo y puedo complicarle -aunque como Buen Pastor tiene muuucha ayuda- con mis... llamesmole,... complejos, su camino divino, y yo ya creo bastantes problemas como para causar otros, pero es bueno que me lea para que me encomiende en sus oraciones. Le beso las manos, que tocan a Dios. Y espero que nos guie con sus orientaciones constructivas en su andadura bloguera. Un abogado.

Postcript: La contestacion de las 22,19 y esto que escribo lo he vivido en alguna ocasion (o me estare volviendo loco) pues me parece que mi memoria me indica que ya lo he escrito y leido en el pasado...??? No le pasa a Ud. esto algunas veces???

Outsider friar dijo...

Amigo Anónimo, sus complejos no tienen que complicarme en absoluto. Ningún sacerdote que haya sido ordenado regularmente, con todas las de la ley, habiendo pasado los correspondientes filtros, habiendo recibido la formación pertinente, etcétera, puede atribuir a otros su desvío o su tropiezo en el camino de la santidad. Como usted bien dice, tenemos suficientes medios a nuestro alcance para la santificación, así que en ningún modo se puede trasladar la culpa, como a veces sucede, al Obispo, al Superior o a los laicos con los que trata.
Incluso me atrevería a decir que en los tiempos que corren, aun siendo más difícil ser sacerdote que abogado, una vez uno lo es, seguramente es más fácil ser un santo sacerdote que ser un abogado santo.
En los tiempos que corren ganarse la vida ejerciendo la abogacía y manteniendo unos principios morales es algo admirable y nada fácil.
¿Sabe una cosa? Cada vez es más raro que los frailes hayamos sido frailes toda la vida.
Y yo no fui precisamente cocinero.