martes, 18 de agosto de 2009

"Perlas" (II)


"La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, desaconsejó hoy besar, dar la mano, besar reliquias religiosas o meter la mano en las pilas de agua bendita de las iglesias por ser vías por las que podrían aumentar los contagios de gripe A en España..", dicen los medios de información del día 14 de agosto.


Y uno, que a veces es un poco primario ante estas recomendaciones exquisitas, se pregunta así a bote pronto y a lo bruto (y perdonen ustedes la ordinariez): Y... ¿follar se puede, sra. Ministra? Y no es que uno, por razones que fácilmente se entienden, tenga una especial preocupación en este aspecto, pero no puede evitar pensar, en su ignorancia sanitaria, que acaso un medio de contagio puedan ser también las relaciones sexuales y que no puede evitarse una cierta extrañeza en cuanto de ningún modo se desaconseja, por ejemplo, mantener relaciones sexuales, especialmente entre desconocidos/as. Tal vez el peligro no exista por este medio, tal vez, disculpen una vez más mi ignorancia en este terreno, esté ya extendido el uso de los preservativos de cuerpo entero, como aquellos que usaban en una película cuyo nombre no recuerdo Leslie Nielsen y Priscila Presley. La ignorancia es atrevida. Tan atrevida como para pensar, por ejemplo, que con las cifras que a veces se dan del negocio de la prostitución en España y el contacto que ello comporta (algo más, que yo sepa, que dar la mano, a no ser que la cosa se limite a decir "hola", lo que parece bastante improbable) podría ser éste un alto factor de riesgo. También es verdad que tal como va la economía, por mucha pandemia que haya, no están los tiempos como para desincentivar la actividad de 4000 locales de alterne y mandar al paro a otras 80.000 personas (manejo las cifras más bajas que he encontrado), así que no me extraña que haya que prevenir y recomendar sobre factores más mortíferos, menos necesarios y de escasa incidencia en la situación económica, como son las terribles pilas de agua bendita. También podría ser que doña Trinidad y sus asesores hayan tenido en cuenta los hábitos de higiene de los diversos grupos de población, es decir, que probablemente consideren que los usuarios y las trabajadoras de la prostitución son personas limpias y asépticas como los chorros del oro, mientras que la gente que va a misa somos más bien guarros e infecciosos. Ay, qué cosas tiene el calor, qué razonamientos tan particulares genera...Creo que debería ponerme a ayuno de bloggear hasta septiembre, aunque reconocerán ustedes que hay gente que va provocando.

4 comentarios:

jordi_morrós dijo...

Para "outsider".

Felicidades por el humor de hoy, ya que al menos para eso sirven a menudo los políticos del signo y color que sean.

Ya veo a la señora ministra encargando un sesudo estudio sobre cuantos españoles utilizan la pila del agua bendita, y cuantos utilizan el comercio carnal o una cierta y laxa promiscuidad (seguro que a la señora ministra le gustaría más fomentar esto último ya que como progresista que se supone que es no me la imagino promocionando el gran negocio de las redes de prostitución), y después del estudio poder ofrecer datos contrastados sobre los factores críticos de contagio de la gripe A.

Y no digamos si encima el estudio de la señora ministra tuviera que cruzar datos entre pila de agua bendita, comercio carnal y laxa promiscuidad. Ahí necesitaría un cuadro estadístico de primer nivel.

Y sinceramente creo que ese estudio merecería como mínimo una viñeta de Forges publicada en una página relevante del gran periódico de los progresistas que es "El Pais".

Y después de esto ya podemos rezar un buen rato que es lo mejor que se puede hacer después de habernos sonreído un poco de nuestros sufridos políticos.

maria jesus dijo...

No desaprovechan ocasion, pero, si la cosa es como dicen y si lo que se espera es verdad, que yo no lo creo,. vamos a tener que suprimir darnos la paz en Misa.

Pero ¿El agua bendita contamina?

Pablo dijo...

Quien sabe outsider, quizá lo que quieren es proteger a los que vamos a Misa.
Por cierto, en León durante un tiempo se vaciaron las pilas de agua bendita porque lavaban en ellas las jeringuillas los drogadictos, puede que vaya por ahí la advertencia.
Otro saludo
mará jesús

Dama de las camelias dijo...

Miremos las ventajas, a ver si se suprimen un poco los besos de saludo que es una costumbre que se ha impuesto en los ultimos años y que nunc ame ha convencido. Estoy harta de que se me vengan a las mejillas tipos a los que acabo de conocer. Donde quedó aquello de la española cuando besa es que besa de verdad?
La entrada tiene su punto de humor que es del unico modo que se puede tomar, el terrible peligro como tu dices de las pilas de agua bendita y de las reliquias, en cambio el metro en hora punta no pasa ná, ya te digo.