viernes, 5 de junio de 2009

La teórica incoherencia verde

Siempre me ha parecido incoherente en extremo la postura "verde" en relación al aborto. Ya hace tres décadas que aquel icono de la ecología política que fue Petra Kelly defendía, con la misma unción y apasionamiento con que defendía la necesidad de salvaguardar la naturaleza, el derecho al aborto como un hito a conquistar. Se fue formando así un ecofeminismo que tiene en la actualidad no poco predicamento en nuestra sociedad. Recuerdo también en mi juventud otro tipo de ecologismo proteccionista más tradicional. En Barcelona Dolors Marsans, que lo fue todo en el asociacionismo proteccionista, publicaba en aquellos lejanos años una revistita artesanal -pero digna- bajo el nombre de Pregón en defensa de los animales que circulaba bajo el significativo lema de "Respetaré todo lo creado". No era sólo pura teoría bienintencionada, sino que desde aquellas páginas se reflejaba la lucha, por ejemplo, para que se implementasen en los mataderos sistemas que redujeran significativamente el sufrimiento animal. Recientemente la campaña auspiciada por la Conferencia Episcopal recogía, provocando no pocos aspavientos irritados de los "bienpensantes" progresistas, la comparación entre la extrema protección dada a determinadas especies animales y la limitada protección del nasciturus humano. Todo esto viene a cuento de un recomendabilísimo artículo publicado por Mary Eberstadt en First Things, en el que se pregunta por qué no hay mayor acercamiento entre los vegetarianistas y los provida. Más allá de las teorizaciones del utilitarismo y del feminismo posmoderno (que analiza detalladamente), incluso más allá de la creencia religiosa, Eberstadt piensa que detrás de la mayoría de los militantes vegetarianos y de los militantes provida existe una intuición moral natural, un instinto compartido que debería hacerles aliados.

11 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Pues nada, tendremos que decir que somos antiabortistas porque somos ecologistas: estamos en contra de la muerte de todo ser que alienta.

Roberto Gómez dijo...

El camino nos lo ha abierto Aído, que en su papel de distracción de la masa nos ha lanzado el circense espectáculo de que el feto es un ser vivo y...lo demás está por ver. Y mientras todos se enzarzan en esta estudiada estupidez publicitaria, a nadie se le ha ocurrido elevarla a categoría legal o científica (que da lo mismo, ya que quien define la verdad es el poder legislativo, no la realidad)...qué sé yo...el feto es un lince ibérico, un águila imperial o un quebrantahuesos...y así podríamos protegernos en nuestra incipiente vida...

Si como hombres no somos capaces de garantizar que el vientre de una madre sea el lugar más seguro para un hijo...a lo mejor el útero como reserva de la biosfera tenga más resultado.

Un saludo.

AnCáLaReye dijo...

Lejos de polémicas y discursos de calidad extrema, yo opino en la medida que puedo, por mi libertad a manifestarme y por supuesto con el respeto y tolerancia que merecen todos los que no opinen como yo.
Si bien no me parece adecuado el término ecologista para esta situación, siempre aprendo de las posturas extremas tanto o más que de las mediadoras. Me gustaría analizar la vida emocional, laboral y económica de los que dicen sí al aborto en la misma medida de los que optan por pancartas políticas y religiosas por el no.
Aún no viví la circunstancia, -no creo que la pueda vivir, de estar embarazada sin desearlo o sabiendo que mi futuro bebé tendrá problemas de por vida.
No puedo opinar abiertamente ni hacer sufragio sobre ello, sólo siento que en ambos lados se piensa demasiado por los demás y no se tiene en cuenta la historia que no es ecológica, simple y llanamente es humana.
Lamento no tener las palabras ni la disposición literaria para argumentar, tampoco me interesa; sólo dejo constancia de una opinión más, por si a alguien le sirve o le interesa.
Saludos y mis respetos.

alfonso sanz dijo...

"Mi futuro bebé tendrá problemas de por vida" -dice AnCáLaReye. ¿Cómo lo sabes? Déjale que los tenga, a ver si los sabe arreglar. ¿Quién soy yo para decidir que su vida será tan complicada que no valdrá la pena vivirla? Te entiendo, comentarista: la vida es dura, pero tiene tantas consecuencias... Abortar es decidir por otro, es un acto unilateral. No creo que sea justo.

AnCáLaReye dijo...

Gracias Alfonso, precisamente con respuestas como la suya deberíamos todos saber que podemos elegir la vida de los demás o su muerte, pero que lo importante es el planteamiento abierto y no cínico, en ninguna de las dos vertientes.
Me interesa no tanto el tema del aborto, como la opinión de personas involucradas directamente en uno u otro sentido.
Un abrazo y muchas gracias de todo corazón.

pdt: trabajo voluntariamente con personas especiales

alfonso sanz dijo...

El gusto es mio, palabra; sobre todo si tienes ese trabajo. Por ello Bendit@ seas mil veces.

Criteri dijo...

Creo que en eso puedo poner un poco de orden y aclaración, me confieso verdecillo -atípico-.
-La paradoja és la misma que tienen los antiabortistas, ya que -tambien tòpicamente- ellos son pronucleares i poco ecologistas.
-Como todo el mundo confundes ecologia con las protectoras, de perrillos i tal. Tambien la gente lo confunde con el naturismo.
-El ecologismo no deberia entender de ideologias ni predicar en asuntos morales, ya que ES UNA CIENCIA, bueno, viene de ella. En todo caso como en Francia: diferentes partidos unidos por el ecologismo -relación sana del hombre y la natura- pero diferenciados por las ideas de tipo moral. (Dicho eso,evidentemente és claro que la defensa de la vida no pasa por el aborto. Como la defensa del medio no pasa por las nucleares i el industrialismo)
Espero no me caigáis más en tales errores :)
Saluts

Luis y Mª Jesús dijo...

Surgió hace unos días una discusión con una chica partidaria del aborto que me decía que el aborto no era moralmente bueno ni malo, aunque reconocía que la mayoría de las acciones del hombre se pueden calificar. Pero, claro, decir que es bueno acabar con una vida es muy duro, así que... irrelevante.
Outsider siento decirle que he comprobado que en la mayoría de las jovencitas despierta mas ternura un perrito que un bebé.
Un saludo

Guerrera de la LUZ dijo...

Evidentemente, que deberíamos ser aliados. De todas formas, pienso que gracias a Dios, como todo el para bien y el debate se ha reabierto con tánta fuerza, cada día hay más personas que estan abriendo los ojos a la realidad del aborto.

Muchos estaban completamente narcotizados, otros ciegos del todo.

Hay que seguir rezando, nuestra Madre vencerá.

Besos.

lolo dijo...

"La primera estructura fundamental en favor de la ecología humana es la familia"...
Juan Pablo II, Centesimus annus cfr 39.

Criteri dijo...

Por la redacción podria suponerse que estoy por el aborto, cuando no és así. Escribía como àrbitro entre dos posiciones tòpicas, con yerros en cada parte..