sábado, 28 de febrero de 2009

Ya está liada, a vueltas con los sacramentos


Ha sido en Francia, pero podía haber sido aquí y en cualquier país con tradición católica. Resumo porque los detalles son lo de menos: la mamá que quiere bautizar al niño, el párroco de su domicilio que dice que cómo es que la hermanita mayor no va a catequesis de comunión o al menos a una célébration d’éveil à la foi, la mamá que dice que la niña no va porque la niña dice que no quiere ir, el párroco que dice que si la hermanita no va cómo va a bautizar al niño con el compromiso de los padres de educarlo en la fe si tal compromiso lo están incumpliendo ya respecto a la niña, que para eso no hagamos comedias, así que de bautismo nanay. Para acabarla de liar, los párrocos de alrededor dicen que ellos no ven impedimento en bautizar al niñito, pero que no pueden hacerlo sin el visto bueno del colega. Ya está liada. Algunos juzgan al cura poco evangélico y creen que son estas actitudes las que hacen que el número de católicos adictos descienda. Otros propenden por remarcar la seriedad del sacramento y la incoherencia de los padres. Los fórums van llenos de opiniones del tipo "este cura imbécil se cree el dueño del bautismo" o del tipo "por fin un cura que tiene lo que hay que tener y se toma en serio los sacramentos". Tengo para mí que aquí pasa lo del siempre: el catolicismo y la Iglesia católica son, en el imaginario colectivo desvinculado, la gran-religión-institución-opresora, pero en el fondo dentro de ella quien más quien menos hace lo que le da la gana. Y, dentro o fuera de ella, quien más quien menos se cree con derecho a juzgar al cura en su labor sacerdotal (y en lo que no es su labor también). La Iglesia tiene que encontrar su lugar en el mundo contemporáneo y este tipo de conflictos cada vez serán más frecuentes. Ciertamente, los bienes espirituales no son propiedad de la jerarquía eclesiástica, pero precisamente por eso ella tiene la responsabilidad inmensa de administrarlos debidamente. El mandato de bautizar va unido al de hacer discípulos enseñándoles a guardar lo recibido de Jesús. Eso es inseparable. Va en el mismo lote y no puede haber ofertas por separado.
Personalmente, reconozco las dificultades, pero no soy pesimista. No nos lamentemos. Parecerá un disparate lo que voy a escribir, pero hay que entenderlo bien: mi esperanza es la "persecución". No seré yo quien ponga el grito en el cielo, por ejemplo, por los llamados "bautismos civiles". ¡Viva la competencia! Cuanto más contrastados seamos, más fuertes nos hacen. Porque nos obligan a espabilarnos. No es tiempo de acomodarse ni de camuflarse, aunque esa sea una tentación frecuente. Por otra parte, ya se sabe que los curas (y especialmente los párrocos, pobres) nunca contentan a todos, hagan lo que hagan. Transcribo un texto del que desconozco el origen, pero que he leído varias veces en distintas versiones y en diferentes idiomas:
Lo que la gente dice sobre el párroco:
Si predica más de diez minutos: es un pesado, sermones interminables
Si predica con brevedad: es un comodón, no se va a herniar predicando, no se prepara nada
Si hace referencia a la contemplación de Dios: vive en las nubes
Si comenta problemas sociales: ya se está metiendo en política
Si casa y bautiza a todo bicho viviente: malgasta los sacramentos
Si exige preparación: no hace más que poner obstáculos
Si está siempre en la parroquia: no conoce el barrio, no visita a los feligreses
Si visita a los feligreses: a este no se le encuentra nunca en la parroquia, siempre dando vueltas
Si no organiza encuentros: en esta parroquia no se hace nada
Si organiza encuentros: tantas reuniones, como si no tuviéramos cosas mejores que hacer
Si se mete en obras: hay que ver qué alegremente gasta el dinero
Si no hace obras: es un dejado, que lo tiene todo abandonado
Si pide dinero: es un pesetero de mucho cuidado
Si no pide dinero: será que le sobra, como la Iglesia es rica
Si escucha el parecer del Consejo Parroquial: éste se deja manipular por todos
Si no tiene Consejo Parroquial: es un tirano individualista
Si es joven: qué se puede esperar de él si no tiene experiencia?
Si es viejo: cuándo va a retirarse este tipo?

14 comentarios:

Eudora dijo...

Ja, ja. Muy bueno el resumen. Tal cual, por eso yo procuro juzgar el conjunto al párroco y a su feligresía, hay feligresías que no merecen mucho esfuerzo y las hay hasta que se merecen que les caiga una condenación de cura...

No conozco la profundidad de la cuestión sacramental. Me parece muy bien que cada uno ordene su casa como le parezca, todos lo hacemos, por qué no lo va a hacer un párroco. Pero claro, al der un servicio público, por así decirlo, se está expuesto al prejuicio y al juicio.

Me parece bien que se sea responsable con la cuestión sacramental. Es lo lógico. Pero en el caso del bautismo pregunto ¿si el infante no tiene aún edad de razonar por qué negarle la posibilidad?, no es este un mensaje anabaptista al final. Parece que en algunos ambientes católicos se pase de la expresión católica universalista tan criticada por muchos protestantes a lo contrario, precisamente el planteamiento protestante.

Yo de los párrocos, en materia de bautismo, no me pondría tan exigente, pero sí lo haría con el resto de sacramentos, especialmente comunión y confirmación (un jolgorio últimamente oigan).

No tienen que tener miedo al que diran, pero tampoco hay que tomar la decisión de ser coherentes en los puntos menos claros.

Es una opinión.

Margalida dijo...

Según entendí al leer las Constituciones Sinodales que no se debían administrar los sacramentos a la ligera, debían desaconsejarla en el caso que lo vieran conveniente.(puedo haberlo entendido mal)

En mi caso tener la semilla del bautismo al hacer la elección: religión x y vida x, o religión católica y vida católica.
He de decir que me incliné, quise y fui a la religión católica.

De momento no me arrepiento de ello ni de la elección.

La verdad conozco a una niña en edad de hacer la 1ª comunión que ella no quiere hacerla.
Su familia es gente muy devota: sus abuelos, su madre y su hermano.

Me decía que le daba mucha vergüenza tener que ir sola allí delante, no hubo manera de convencerla.

Uno podría pensar que es muy tímida.
Pues no sé que decir es una chiquilla que monta a caballo y seguro que le lleva ella al caballo.
Monta en quads vaya que es una chiquilla intrépida pero le falta este poquito algo que su familia le apetecería que hiciera.
Hay cosas que los niños a cierta edad te dicen que nanay y no hay nada que hacer... por muchos refuerzos que les quieras poner.

decepcionada dijo...

Chapeau por ese cura que administra los Sacramentos como debe ser,que le importa más la calidad de sus parroquianos que la cantidad,si todos los curas hicieran lo mismo,seguro que habria menos catolicos,pero todos practicantes,no como ahora que hay muchisimos pero solo el 14% se confiesa practicante,ahora,eso sí,todos bautizan a sus hijo,todos hacen la comunión y todos se casan por la Iglesia,con el consecuente festejo que es lo unico que les importa,despues no pisan la Iglesia ni por equivocación.Eudora,no se le está negando nada a ese niño porque nada ha pedido,no creo que hable a esa edad tan temprana,claro que tambien puede ser un niño prodigio como la niña esa a la que se refiere Margalida que monta a caballo,en quat,sabe lo que significa la 1ª comunión,tiene ideas propias...¡madre mia,que peligro de niña!¡y que ricos deben ser los padres porque los mios pobrecitos no han visto un quat hasta los 30 años,y un caballo solo en el desfile de reyes!recordemos los cristianos que Cristo se bautizó a los 30 años,muy conciente de lo que hacía y sus padres tambien debian ser muy creyentes,así que no veo el mal que hace ese magnifico cura francés,repito,chapeau.

jordi_morrós dijo...

Yo felicito a outsider por el post, y como no por el encantador texto final sobre lo que la gente dice del párroco.

Y sobre todo me apunto a lo de la "persecución". El cristianismo ya nació perseguido y conflictivo con relación al judaismo, y cuando eso ocurre es quizás cuando menos se devalúa ya que la persecución pone a todo el mundo en su lugar, y a los de dentro de la Iglesia no les permite malgastar energías en luchas internas e intestinas (algunos comentaristas religiosos de Internet parece que utilicen en demasía esa parte de su anatomía para segregar sus reflexiones, y obviamente que no hablo de ninguno de los comentaristas de este blog).

Hasta la próxima.

decepcionada dijo...

Sí jordi,sí que hablas de algún comentarista de este blog,concretamente de mí,podrías contestar en los blogs que corresponda y no en uno que no tiene nada que ver con según que asuntos,de todos los blogs de religión por los que me paseo(que creo que son casi todos)este en el que estamos me parece el más respetable,así que mejor no venir con rencillas personales,que reine la paz,no como en otros blogs,por cierto muy amigos tuyos.

victoria luque dijo...

Este es un tema muy delicado. Yo en principio, veo razonable la postura del párroco (ya ha visto que los padres, que se comprometieron a educar en la fe a su hijo anterior, parece que no son muy tenaces), pero por otro lado, se le está negando la gracia de un sacramento a una persona... una gracia que actúa en el espíritu, que tiene poder para regenerar lo que estaba perdido, y para sacar de la muerte, vida.
¿Por qué ese niño no va a tener a alguien (un abuelo, un pariente,sus padres, incluso)que le eduque en la fe?
Yo creo que al final, me decantaría por administrarle el sacramento. El Señor hará el resto.

maria jesus dijo...

Yo creo que se debe actuar en conciencia a pesar de que nunca se tendra contento a todo el mundo, como bien dice; tengo una amiga que es atea, pero sabe divinamente lo que tiene que hacer el Papa y si me apura hasta Dios.

soy+pequeno dijo...

FRiaR me GusTaN LoS CuRaS FiRMeS... coMo cuaNDo el PaRRoc en La CoNFeSS te DiCe q Si No TieNeS InTeNCióN D DeJaRTe De EXpoNeR a PeCaR No Te PeRDoNa o q si No Se ReSPeTa eL CóDiGo D CiRCuLaCióN No Se ReSPeTa a LoS DeMaS... me SieNTo MuY SeGuRo coN Mi PaSToR :D y ReCueRDo MuCHo MeJoR Lo q Me DiCe PaRa No VoLVeR a CaGaRLa tíO.

CieRTo... HaGa Lo q HaGa eL PRoBRe PaRRoc Lo PoNeN a PaRiR loS DeL DoMiNó :x

Armida Leticia dijo...

Yo por eso soy...Libre pensadora.

Gracias por visitarme.

Saludos desde México.

Alvaro dijo...

Yo nunca critico a los curas, y menos ante los demás, y si lo hago sin ser consciente, pido perdón a Dios, si me doy cuenta. No es posible para mí criticar a un ministro de Dios, son todos buenos, sean como sean, si no cometen pecado. En todo caso, hablar con él a solas pero aconsejado bien de lo que hay que decirle y mortificando, rectificando las intenciones. ¡¡¡Dios nos libre de semejante mal viperino!!!.

CRIS dijo...

Todo lo que dice ese resumen, creo que es verdad...así somos...juzgadores por naturaleza.

La gente no tiene ni idea de lo que significan los sacramentos, porque aunque acudan a un cursillo...al final, como no tienen fe, eso les suena, efectivamente, a un "rollo de curas".

Hace poco un compañero de oficina que se iba a casar y me dijo: "Fíjate que faena, hemos hecho el cursillo prematrimonial por correspondencia, es una prueba tipo test y un amigo, me pasó la chuleta con las respuestas; ahora, me ha llamado el cura para decirme que lo teníamos que repetir, porque habían cambiado el orden de algunas preguntas, y claro, habíamos fallado...vaya rollo, encima que nosotros somos practicantes, de los que creemos en esto de verdad".

Algunos sacramentos no se pueden negar a nadie, pero tampoco creo yo que se pueda transformar algo tan serio en un folclore.

Encontrar el término medio...es complicado...todo el mundo sabe cual es su verdadera realidad, y si va a la Iglesia con mentiras, pues primero, ellos se lo pierden, y segundo, ya rendirán cuentas.

Los párrocos, deben ser firmes, pero yo creo que normalmente acceden a dar los sacramentos, aún a costa de sus opiniones, porque supongo, confian en la Gracia y la acción del Espíritu.

Es difícil.

Un saludo

bLuEsMaN dijo...

Vivimos en la ignorancia.

saludos

decepcionada dijo...

Cris,no te engañes,esos amigos tuyos tienen de practicantes lo que yo de cura(perdón friar,es solo una frase hecha)si lo fueran,habrian hecho el cursillo en su parroquia,junto a personas que les serian muy familiares porque las habrian visto por lo menos una vez a la semana en misa,y desde luego para nada les habrian hecho falta las chuletas,que son el comodín de los que no atienden en clase.Precisamente este tipo de comportamiento,propio solo de catolicos y en menor grado de musulmanes(ninguna otra religión del mundo mundial aceptaria administrar sacramentos a no practicantes,sobre todo si mienten como bellacos diciendole al pobre parroco que suelen ir a misa en otro pueblo)es lo que nos alejado a muchos de la Iglesia,eso y el hecho de que nadie ponga orden delante de tales comportamientos que solo hacen que desprestigiar la sociedad a la que pertenecen,me reitero en que siempre,siempre,vale más calidad que cantidad.

Freak dijo...

Yo creo que el señor cura no le puede negar ese derecho a un bebé, independientemente de si sus padres han hecho tal o cual cosa. Eso de "pedir referencias" se les consiente a los empresarios, a los suegros y poco más. Además, me parece una actitud muy poco “cristiana”, dicho sea de paso. Un cura no debería ver más que a un bebé con el supuesto pecado original.

A mi modo de ver, en ese caso, si al final la niña se quedó sin bautismo, el señor cura dejó escapar una oportunidad. Ya conozco varios casos donde los padres no han bautizado al bebé por sistema, ya sea dejándose llevar por la inercia o por convencimiento, sino que han optado porque sea el propio niño quien decida su confesión, cuando lo sienta así o si le parece oportuno algún día.

Me parece que es obvio que hoy en día la iglesia católica no está como para ir chuleando por ahí.

Un saludo a todos y gracias por la atención.