jueves, 24 de diciembre de 2009

Libertad sin ira, pero con firmeza

Recomiendo vivamente a quien tenga una mínima fluidez en inglés la lectura del artículo A Demand for Freedom de Joseph Bottum en First Things. Ciertamente el cristianismo en Norteamérica presenta características peculiares, pero tengo para mí que el mar de fondo sobre el que se agita la nave de la libertad religiosa se encrespa merced a los mismos vientos y son los mismos nubarrones los que se ciernen sobre la vida de los creyentes. Bottum indica que la libertad religiosa está en riesgo merced a las fuerzas empeñadas en ridiculizar las creencias cristianas y en desterrar el discurso cristiano del foro público. Señala lúcidamente que el peligro ya no está sólo en constreñirnos al silencio, sino en imponer nuestra cooperación asintiente a la execrable redefinición antropológica en curso. ¿Cosas de América y Spain is different? Sería miope despreciar el problema en estos términos, dejarse llevar por la flema y considerar exageradas estas prevenciones. Cada vez más la libertad está en juego, a ambos lados del Atlántico. Estoy con Bottum en que es un error la reacción pactista y acomodada de un sector dela Iglesia, que parte de la incauta ilusión de hacerse querer y respetar congeniando con el laicismo, amoldándose a sus planteamientos, maquillándose de amabilidad. Piensan que así serán queridos y en último término sólo consiguen ser utilizados. También es un error, a mi juicio, la reacción iracunda de quien, dejándose llevar por una rabia exacerbada, dispara amargas diatribas aquí y allá con escasa solidez intelectual. Ni arrebato ni apocamiento. Lo que necesitamos es una reivindicación vigorosa y serena de la libertad. Sin ira, pero con firmeza.


La Palabra, la que existía en el principio y la que estaba cabe Dios y la que era Dios, se hizo carne y habitó entre nosotros. Christum canamus Principem, natum Maria Vergine!



4 comentarios:

Criteri dijo...

Ja li he dit moltes vegades a un capellà amic -canonge-. El canal de comunicació falla i a més, cert, sembla que no es parla per no ofendre.
La gent critica perquè durant unes hores fan pagar per visitar la catedral. Va ser per ell i en petit comité que ens va dir que allò just cubria els SEGURATES! Exemple tonto, però paradigmàtic.

Jordi Morrós dijo...

De acuerdo con el comentario.

Pero parte del problema siempre es de equilibrios. Los cristianos o nos pasamos por "pactistas" o nos pasamos por "apocalípticos".

Yo creo que en el fondo es mejor vivir a partir de la propia identidad y conciencia personal y comunitaria, y huir de los discursos grandilocuentes que muchas veces pueden pecar de alguno de los dos extremos.

Y en estas fechas os dejo el texto de Meister Eckhart que junto con mi mujer hemos mandado este año como felicitación navideña y que corresponde a su sermón "Del nacimiento eterno" (concretamente es el párrafo final).


"Que el Dios que ha nacido de nuevo como hombre nos ayude a este nacimiento, para que nosotros, pobres hijos de la tierra, nazcamos en él en tanto que Dios; ¡que nos ayude a ello eternamente! Amén."

Un cura dijo...

Feliz Navidad. Que estos días nos llenen a todos de la alegría del Dios con nosotros.

Anónimo dijo...

Hello, as you can see this is my first post here.
I will be happy to receive any help at the beginning.
Thanks in advance and good luck! :)