domingo, 18 de octubre de 2009

Bailongos y espiritualidad

En la posguerra abundaban los libros moralistas que prevenían contra los nocivos efectos morales del baile. "¿Es pecado bailar?" no era una pregunta estúpida por aquel entonces. Hoy creo que estas preguntas subsisten en el ámbito de algunas iglesias evangélicas. La Escritura da poca respuesta, si no es la única que puede darse válidamente, es decir la de un situacionismo legítimo en este caso: "depende del baile, del cómo, del dónde, etc". Tampoco faltan exegetas que dicen que María danzaba al cantar el Magníficat, como tampoco faltan los que dicen que, no es que no danzara, sino que en realidad nunca cantó ni recitó el Magníficat, siempre suponiendo que María existiera (con los exegetas hay que andar siempre con cuidado). Como estoy de buen humor, hoy me ha dado por preguntarme si es "adecuado" bailar en la vida religiosa. En otros tiempos un maestro de novicios, por ejemplo, habría caído de culo ante tal disipación , ante una palmaria falta de compostura, ante tal cesión al mundo, al demonio y a la carne. Hoy día no faltará el maestro de novicios que informe desfavorablemente respecto a un pupilo amuermado y retraído incapaz de mover el esqueleto. En fin, Dios nos pille confesados que, en los tiempos que corren y si la cosa no cambia, confusos nos va a pillar de todas todas...





Estos eran de ficción:







Pero estos/as son de verdad:




















Se puede recordar que:
Dixitque David ad Michol: “ Ante Dominum salto. Benedictus Dominus, qui elegit me potius quam patrem tuum et quam omnem domum eius, ut constitueret me ducem super populum Domini, super Israel! Ludam in conspectu Domini et vilior fiam plus quam factus sum et ero deiectus in oculis meis, sed apud ancillas, de quibus locuta es, gloriosior apparebo ”. (2 Sam 6, 21-22)

pero también que:

Die autem natalis Herodis saltavit filia Herodiadis in medio et placuit Herodi, unde cum iuramento pollicitus est ei dare, quodcumque postulasset. (Mt 14,6-7)

en realidad,

...tempus flendi et tempus ridendi,tempus plangendi et tempus saltandi (Eccle 3,4)


(Vale, Cohélet, apúntate otra, tío)

8 comentarios:

GAZTELU dijo...

Una servidora estuvo ayer en el convento de San Jose de Avila de las carmelitas descalzas.
Yo doy testimonio de que la superiora,Madre Julia,bailó conmigo con su mirada y con sus palabras y bailó rock del duro!!!!
GRACIAS

Alawen dijo...

El Rey David, (sí, ya sé que para algunas cosas no es un ejemplo muy recomendable), bailaba ante el Señor y le criticaron por ello, pero él seguía a lo suyo, porque le importaba la opinión de Dios, no de los que se escandalizaban con su conducta.
Como bien dice, hay bailes y bailes, y formas de bailar. Tengo leído por ahí que, cuando comenzó a popularizarse el vals, los críticos se llevaban las manos a la cabeza: ¿como iba a consentir un esposo que su mujer se entregara a tal desenfreno, en brazos de otro hombre?. Estas palabras nos provocan una sonrisa, claro, pero hay que reconocer que hemos pasado al extremo contrario y ahora te exigen que respetes hasta lo que no merece respeto, sino repudio.

Sobre los frailes y monjas bailarines:Conozco de primera mano un ejemplo de un religioso que, en su apostolado entre la juventud, toca la guitarra eléctrica y organiza conciertos. Me parece que a la gente más joven hay que llegarle con los instrumentos que ellos conocen mejor.

Un saludo.

jordi_morrós dijo...

Pues nada, para un tema tan peliagudo como el arte del baile entre los religiosos o entregados a Dios os aporto una buena fuente de información como siempre es la sabiduría popular.

Aquí en Cataluña hay una célebre sardana de Enric Morera estrenada en 1919 que se titula precisamente "La sardana de les monges" (me parece que no precisa ni de traducción el título).

Imágenes de monjas bailando aunque sean algo tan poco provocativo como una sardana no tengo a mano, pero sí tengo una versión en concierto coral de esta pieza disponible en "You Tube".

Ahí va:

http://www.youtube.com/watch?v=lUjYoIe5Wj0

Hasta la próxima.

alfonso sanz dijo...

»Así pues, ¿con quién voy a comparar a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a los niños sentados en la plaza y que se gritan unos a otros aquello que dice: «Hemos tocado para vosotros la flauta y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones y no habéis llorado». »Porque viene Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y decís: «Tiene un demonio». Viene el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: «Fijaos: un hombre comilón y bebedor, amigo de publicanos y de pecadores». Todo esto es de Lucas 7. Genial entrada Outsider.

Guerrera de la LUZ dijo...

¡Hola Outsider!

En la Renovación Carismática cantamos y bailamos todos los días. Si quien canta reza dos veces, imagino que quien canta y baila reza 17 porque alabar al Señor con todo el cuerpo es una auténtica gozada.

Un saludo, me alegra volver a leerte.


Por cierto, vaya pedazo de latinajo le has cascao a mi blog en el lateral xDD
"Nuestras armas no son las de la carne" o algo así, no?

Criteri dijo...

La comunidad de Cuixà en el Rosellón tambien. No recuerdo si mencionas a los giròvagos sufíes.

TERE dijo...

¡ Estupenda entrada! Yo no sé si esté bien o esté mal y como dicen por ahí "depende del cristal con que se mire", pero lo único que puedo decir es que a mí me ha hecho sonreir, me ha levantado el ánimo y lo único que he visto son ganas de alabar al Señor y dar testimonio de sana alegría.
Saludos desde México.

Anónimo dijo...

Outstanding details. We have undoubtedly discovered something totally new this afternoon! Thank you.