miércoles, 24 de diciembre de 2008

Noche de Navidad


Esta noche el Sr. X abandonará su sabiduría orgullosa, su voz imperativa, su continuo afirmarse frente a la realidad.

Esta noche el Sr. X, como cada noche de Navidad hasta donde la memoria le alcanza, ocupará su asiento en el banco de la iglesia, se situará entre conocidos y extraños, propios y ajenos, pequeños y grandes. Esta noche contemplará otra vez desde su puesto los muros del templo, las imágenes, el altar, las lámparas, un año más, otro año ha pasado. El Sr. X ordinariamente no quiere oír hablar de curas, ni de iglesias, mucho menos de obispos. No quiere cuentos de misas, ni de corpuscristis, ni de mandamientos. Pero nada del mundo podría impedirle ser fiel a esta cita anual, a la calidez de la misa del gallo, a esta noche sagrada. En esta noche ocupa su lugar, no le importa rodearse de mojigatería, escuchar incluso con atención los cantos, la Palabra, el rollo siempre antiguo y siempre nuevo del celebrante de turno.

Esta noche el Sr. X se sentirá otro año más humano, más frágil, más necesitado. Y esta noche el Sr. X como cada año se inclinará ante la imagen de un niño, besará un piececito de escayola, recordará que este mundo tiene todavía una oportunidad dada por Alguien, recordará que en suma él es capaz de amar a poco que se descuide.

Probablemente no somos mejores que el Sr. X; tal vez hemos tenido sólo circunstancias más apropiadas, palabras y hechos más significativos, más amor perceptible a nuestro alrededor. No podemos creernos mejores, sólo podemos dar gracias.

Gracias.

Feliz Navidad 2008.

9 comentarios:

Margalida dijo...

Sí, damos gracias de corazón de sentir lo que sentimos en el día de hoy.
Los que sabemos lo difícil que es conseguirlo, lo valoramos.

Feliz Navidad

Outsider friar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
soy+pequeno dijo...

Padre Dios tiene para cada bollito a 1 temperatura el horno y su propio tiempo de cocción.

Feliz Navidad Friar!

Verbo... dijo...

El Sr. X
contemplaria una mejor Navidad
al mirar y contemplar con respeto
a una mujer que amamanta a su hijo.

Alli mira el nacimiento
la muerte
y la resurrección.

M.

Anónimo dijo...

Yo me identifico bastante con el señor X que dices

Máster en Nubes dijo...

Desde luego que no somos mejores, yo seguro que no. Que nos ayude Dios niño.

Anónimo dijo...

Se hizo Niño para que nosotros nos hiciéramos Dios. Qué grande es este Dios que se hace Niño para que todos los x se conviertan en hijos de Dios. Alvaro.

paolav dijo...

Doy gracias por todo, por lo bueno y lo malo...por poder leer cosas como este post que haz escrito. Lo importante es que donde hay una expresión de amor en este planeta, allí está Dios, los seres humanos le ponemos nombres y lo encasillamos en religiones y casas grandes, incluso un sin número de reglas que hagan muy difícil seguirle ¿por qué? no lo sé, sólo sé que intento creer.

Feliz Navidad!!!!

alfaro dijo...

Felicidades,
no recuerdo si entré en su día a agradecerte tu visita uno de mis blogs, lo hago ahora.
Felicidades, decía, esta noche en las noticias he visto pies, pero cubiertos de sangre.
Hoy esa sangre es mi dios.
Si no nos vemos antes
paz y felicidad para los días del próximo Año.