martes, 30 de diciembre de 2008

El sueldazo de los curas o aquello del mulo y la alfalfa



(Termino el año con un post un poco materialista, ya lo sé;me viá poner a leer a E. Allison Peers para compensar, y a ver si el próximo año me espiritualizo un poco más)



Oído en un programa de radio como receta anticrisis, en una intervención de radiooyente: "lo que tiene que hacer el Estado es dejar de pagar sueldazos a los curas". Ya sé que en la radio se oyen muchas cosas (los mal pensados dicen que sólo "determinadas" cosas) y que los radiooyentes dicen lo que dicen (los mal pensados dicen que sólo salen por antena una selección "selecta"), y que ni a todas las cosas que se oyen hay que hacerles caso ni los radiooyentes son todos infalibles (aunque todo el que habla o escribe parece hablar o escribir ex cathedra, ¡se lo digo yo!). Pero ocurre que lo de "sueldazos" hay que considerarlo en conciencia y meditar seriamente si un servidor le está quitando el pan de la boca a alguien.



En principio, no es verdad que actualmente el Estado pague (con algunos matices, esto podría tener cierta carga de verdad en años pasados, cuando la asignación tributaria, o sea la de la crucecita, de acuerdo con los Acuerdos Iglesia - Estado, se completaba con cargo a los presupuestos de forma que la Iglesia obtuviese por tal concepto y transitoriamente una cantidad similar a la de ejercicios anteriores).



¿Será verdad lo del "sueldazo"? Veamos, en mi diócesis, en la que la vida no está precisamente barata, un cura con plena dedicación parroquial (o sea que no hace otra cosa, ni de profesor, ni de comentarista deportivo, ni de funambulista, ni de Presidente de una Caja de Ahoros, ni de nada, que también hay curas por ahí haciendo cosas muy raras) percibe mensualmente el sueldo de 830,71 €. Alguno comenta que ya querría él ser mileurista... En fin, sueldazo, lo que se dice sueldazo, digo yo que no es, a no ser que lo comparemos con la renta per cápita de Bangla Desh o, sin ir más lejos, con la cuantía de las pensiones mínimas en España. Maticemos un poco. Hay que reconocer que la inmensa mayoría de los curas (habrá excepciones como en todo) no tiene que pagar gastos de guardería, por ejemplo. Ni tampoco la inmensa maýoría de los curas (habrá excepciones como en todo) tienen que pasas pensiones compensatorias ni alimentarias a ningún/a ex-cónyuge. Hay que reconocer también que la mayoría (aquí las excepciones serían más numerosas) tiene resuelto el problema "vivienda" y eso en los tiempos que corren es un buen pico. Sin embargo, sé de algún sacerdote que al ser destinado a una parroquia tuvo que pedir ayuda a propios y extraños porque la casa parroquial estaba inhabitable. Como sé de algún otro que vive en condiciones heroicamente penosas porque considera un cargo de conciencia aplicar un céntimo de la economía parroquial (en su caso si no boyante, pasable) a la reparación de la casa del párroco y este año sin ir más lejos ha preferido renovar la calefacción de la iglesia para que la feligresía esté calentita, mientras él sigue apañándose con un par de catalíticas de butano del tiempo del Cuéntame, lo cual no dice mucho en favor de la Comisión de Economía parroquial cuyos miembros no están sólo para firmar las cuentas, sino también debieran estar para vencer la testarudez del pastor, tarea en ocasiones ciertamente ímproba.




Supongo que detrás de la alusión a los "sueldazos" que hizo aquel radiooyente se encuentra el aserto de que "la Iglesia es rica". Sin embargo, las cuentas de la diócesis de Barcelona del pasado 2007, por ejemplo, están publicadas, cualquiera puede consultarlas, y por poco instruido que sea en contabilidades, cualquiera se percatará de que en aquel ejercicio las entradas y salidas se equilibraron gracias a un legado importante, es decir que si a una determinada persona le hubiese dado por vivir un año más en lugar de morirse, una de dos: o la diócesis hubiera tenido que disminuir salidas (por ejemplo, suspendiendo las construcciones en curso de nuevos templos parroquiales) o hubiese entrado en números rojos.




"La Iglesia es rica". Mucho oro, muchos retablos, muchos cuadros, mucho arte. Bueno, ésta es otra. Recuerdo hace años a quien consideraba un escándalo que se cobrara entrada por visitar la catedral de Sevilla. Quien se quejaba de este "abuso" no sabía que en el tiempo de las pesetas mantener la catedral de Sevilla costaba todo incluido (reparaciones urgentes, suministros, seguridad, limpieza, etc y etc y etc) la suma aproximada de dos millones de pesetas diarios. No obstante, cuesta imaginarse a un sevillano diciéndole al Cardenal Arzobispo: "Eminencia, usted lo que tiene que hacer es derruir esto y hacer unas pistas de petanca o una zona de botellón". Cuesta de imaginar (aunque ahora hay sevillanos muy raros, gente pa tó), porque la catedral se considera cosa de todos. Ya sé, ya sé, si es cosa de todos, pues que la tenga el Estado. Tal vez, aunque no creo que fuera un buen negocio. Se seguiría cobrando la entrada, no estaría mejor gestionada, y además costaría una pasta con cargo al bolsillo de todos. Porque, para empezar, ni al Director, ni al Subdirector, ni etc. etc. les iban a pagar 830,71 € mensuales. Como aquel abogado matrimonialista que se quejaba de que en el Tribunal Eclesiástico local tanto Jueces como Secretarios eran curas, "ya está bien, esos puestos podemos cubrirlos los laicos"; se le ofreció el puesto de Secretario con un sueldo superior en un 80%a lo que cobraba el esforzado sacerdote de turno, "hombre, no, con este sueldo, no" (¿sería un sueldazo?).


"La Iglesia es rica". Recuerdo a un obispo que en cuanto le piden alguna de las pinturas del Palacio Arzobispal o del Museo Diocesano para exposiciones firma sin ver, con la sola condición de que el ente solicitante contrate un seguro sustancioso. "Ay, dice para sus adentros, si este cuadrito se perdiera o lo robaran o algo parecido, podríamos construir la iglesita de aquel barrio que llevan tantos años en un barracón"; no digo yo que Monseñor llegue a rezar por eso, pero sí que lo piensa y hasta lo dice.




(Ya sé, ya sé, ya sé. Las cuentas de la COPE. Los beneficios de la COPE. Prefiero no tocar aquí este tema, no lo eludo, simplemente es un tema lo suficientemente complejo como para merecer un tratamiento sereno y desapasionado. Hace años el cardenal Carles, que ni es un ultranacionalista, ni un progresista radical, ni un tipo con afán de protagonismos, dijo que en la COPE había cosas que deberían cambiar. No han cambiado. Habrá que preguntarse seriamente y sin subterfugios a quien está sirviendo esta emisora, como habría que plantearse si no hay cierta idolatría que no quiere reconocerse. Dejemos la COPE para otro año)




¿Sueldazos de los curas? Bueno, no sé yo. Tampoco es que se vea a la gente haciendo cola por la noche para ver si son los primeros en la ventanilla de admisión de los seminarios, es un decir. ¿Sueldazos? Creo que no exactamente. Y en cuanto al Estado, aunque nos pagara él, tampoco somos tantos y si no nos dedicáramos a esto, o estaríamos en el paro o estarían otros. Aunque nos pagara el Estado, creo, para vergüenza nuestra, que a la inmensa mayoría se nos podría aplicar lo del mulo y la alfalfa (quizá así terminamos con una sonrisita):




-Oye, tienes a este mulo muy delgado. Tendrías que echarle más alfalfa.


-Bah, para lo que hace...


-Hombre, pues entonces sacrifícalo o véndelo.


-Bah, para lo que come...




Feliz Año Nuevo 2009


18 comentarios:

Eudora dijo...

Interesante el tema. Interesante, además, porque la gente, incluso feligreses de misa diaria, no suele tener ni idea de cómo funciona una parroquia.

Yo he conocido de todo. Párrocos que han vivido en condiciones algo penosas por no incrementar los gastos de una parroquia hipotecada, que, incluso no han cobrado sus estipendios (sí amigos, estipendios, la ley canónica los fija en una misa por día); un sueldo misérrimo de ni 800euros mensuales.

Pero luego he conocido a los guays, a los que se gastan decenas de miles de euros en arreglar una casa parroquial en la que nunca están, a los que se ponen la misa de los estipendios 2 euros por encima de lo establecido por su diócesis, a los que hunden en deudas a su parroquia, deudas innecesarias, a los que, a cuenta de la parroquia, se compran hasta el jabón de afeitar y regalillos para amigos y familia, a los que piden limosnas para los pobres que, finalmente, no llegan a la institución caritativa nombrada...

Sí, los primeros, pobrecitos, honrando su labor, los segundos, un atajo de impresentables a los que su diócesis, lejos de reprender, porque saben perfectamente lo que están haciendo, hasta les ríen la gracia.

Claro, los segundos no cobran 870, cobran 1200 más lo que... bueno, no pensaremos mal.

¿La Iglesia es pobre?, según. Creo que el negocio de UMAS y adyacentes, que preside monseñor Rouco, siempre tiene buenos dividendos. Conozco una librería diocesana que deja que algunos sus curas acumulen decenas de miles de euros a cuenta mientras cobran religiosamente a los seglares (¿cual será el margen de beneficio en los productos para poder permitir esas deudas en un comercio?).

La última vez que "mi" obispo me pidió dinero para mantener su diócesis hice cuentas en el balance que enviaban en el folleto: puras patrañas, un arreglo contable que pretendía que me creyera que los gastos totales de sueldos de los párrocos salían de la caja de la propia diócesis cuando la mayor parte de ellos salen de las propias parroquias.

¿Quieren más dinero?, pregúntenle al Vaticano cómo consigue que su cuenta de ingresos sea siempre tan buena. La buena gestión de un negocio no es tan complicada, lo complicado es que el negocio reparta beneficios de una manera justa entre sus trabajadores.

Ha hablado usted del sacerdocio diocesano, si habla de las ordenes monacales sería aún peor, son siempre las grandes olvidadas, especialmente las órdenes femeninas.

Ustedes no necesitan más sueldo, lo que necesitan es una gestión responsable, equitativa, sensata y justa. Menos telepopular llena de series intragables, anuncios de televenta y estupideces (por las que se ingresa un buen pico en publicidad), y más gestión en comunidad para todos, pero en igualdad de condiciones.

Verbo... dijo...

Si un Cardenal lo dice
es por algo.

M.

Anónimo dijo...

No, si al final, solo pueden hacer el bien aquellos que aparecen en television con tómbolas, y conciertos, mientras los que dia a dia y esfuerzo a esfuerzo, solo piensan en los demás y tratan de resolver problemas incluso económicos, recibiendo solo lo necesario para sustentarse, están obligados incluso a aguantar que son ricos y no sé cuantas chorradas. Qué pena de gente!. Estoy de acuerdo que los que tenemos hijos, pensiones, y demás tenemos que ganar más para poder sobrevivir. Pero no he visto a tantos curas en bares, con maquinitas, cochazos, y en cenas fastuosas. El dia de Nochebuena, a Misa, el de Año Nuevo, a Misa, a confesar tantas evces, a rezar, a enseñar, a meditar, a sacrificarse por los demás. Son ellos los curas los que deberian administrar los millones que derrochan los partidos políticos en enriquecerse entre ellos y otro gallo cantaría. Pero como se dedican a lo fundamental, no los manejan. Feliz Año 2009.

Victoria Luque dijo...

Yo no conozco ni a un cura "malo", al contrario, todos me dan ejemplo de coherencia, responsabilidad y sensatez. Tampoco les falta misericordia. Un saludo.

Anónimo dijo...

Para media hora y con vino, demasiado cobrais

Máster en Nubes dijo...

Muy interesante, incluso para quienes pensamos que conocemos las finanzas de la Iglesia.

He visto a curas que vivían fatal en Galicia, más que nada porque las casas se les caían encima y ellos eran muy mayores para entender que había que reparar las cosas.

En mi opinión los parroquianos deberíamos estar más al tanto. A veces ves a parroquias desastre em barrios con posibles.

Y que los curas ganan siempre muy poco y viven en su mayoría pobremente, es de cajón. Y quien diga lo contrario no conoce el tema, con todos mis respetos.

Outsider friar dijo...

Es verdad, Eudora, yo no necesito más sueldo, simplemente que lo del "sueldazo" responde más a la ignorancia del prejuicio que a la realidad.
No sé quien es "su" obispo, ppero en Barcelona los curas cobramos directamente de la diócesis; la parroquia se limita a aportar un porcentaje de ingresos al Fondo común diocesano.
En cuanto al resto, creo que razón no le falta. Sólo puedo decirle que yo no he conocido curas que pidieran para los pobres y no hicieran llegar lo recogido a la institución caritativa. Todos los que yo conozco son, al menos en esto, impecables. Me cuesta creer que en estos casos, si existen denuncias, los obispos "rían la gracia".
Es siempre un placer compartir pareceres con usted
y con toditos/as los que pasan por aquí. Feliz año a todos, también al Anónimo, por supuesto, aunque debo aclararle que no siempre es "media hora y con vino", yo conocí a uno que decía la misa exacta y puntualmente en 17 minutos, el "padre escopeta" le llamaba la feligresía.

Eudora dijo...

Je, je, creo que locanónico son 20 minutos, no puede bajar de 20 minutos...

Uyyy, si yo le contara Friar, pero ya veo que de diócesis a diócesis las cosas son muy distintas.

Feliz Año Nuevo.

Margalida dijo...

Feliz año Nuevo 2009, que sea un año más sensato en el mundo de los políticos. Pues critican a la Iglesia Católica pero en las cuentas del gran capitan de cada nucleo urbano o de cada partido político salen unos chanchullos de dineritos y se quedan tan anchos o qué pasa con estos dineros de comisiones y vete a saber qué.

No sé cuál es la solución para los sacerdotes, tampoco no podemos los que vamos a misa aportar mucho más de lo que aportamos.
Los edificios tienen muchas goteras y necesitan mantenimiento. En ésto creo que trabaja el patrimonio y pagan parte.

Sólo puedo decir que recemos para que haya más gente con fe y amor y respeto por las cosas de Dios.

soy+pequeno dijo...

() divertidos mal pensados:D

Los politics suben y enseguida se doblan el sueldo cion nuestra pasta... y todos callaos.

no son tan ignorantes ni de buena voluntad los q dicen eso d los curas pues son los tios q + gastan en ropa de marca, en la Play, ipod, videojuegos, tabaco... pero para hablar de los curas vaya huev..

NiÑo habla bien!

si no q vengan a la copfradía a decir q se venda la figura de la Macarena o el Cristo de medinaceli, q como nos faltan curas para repartir ya nos ponemos los fieles a darles Puertos de Roma :D

hoy el cura consagró y me dió TODO... aaah
q no quieren hablar de Jesús? pos q no hablen entonces de su iglesia:P

decepcionada dijo...

Eudora,yo tambien he conocido de todo,pero los parrocos que viven pobremente pasaron a la historia,hace más de 30 años que no he visto a ninguno así,todos los que conozco viven mejor que cualquiera de nosotros,y sí es verdad que solo cobran 800 euros,pero tienen casa,electricidad,agua y gas gratis y algunos hasta kilometraje,además,los obispados los autorizan a quedarse 1 de cada 3 misas que cobren,los he visto quedarse con más,porque¿que saben los obispados las misas que cobran?por otra parte,le recuerdo que hay familias con hijos e hipoteca que viven ó malviven con 1000 euros al mes,paseese por las diocesis los dias de diario y los verá en el bar a todas horas y/ó en restaurantes no precisamente baratos,me parece a mí que están más que bien teniendo en cuenta que la jornada laboral está en 8h. diarias y ellos como mucho hacen 1.30h. diarias.Feliz año.

Margalida dijo...

decepcionada dijo:
de cada 3 misas que cobren,los he visto quedarse con más

Voy a Misa cada día y te puedo asegurar porque muchas veces paso la bandeja que muchos días no sacan ni siquiera para la gasolina y allí están cada día. Podrían simplemente decir las misas de los sábados y domingos que sí les sale a cuenta.
De esta manera si se pueden quedar 3 el beneficio sería redondo.

El fontanero o electricista cuando viene a tu casa a cuánto te cobra la hora+transporte+piezas.

Los sacerdotes no tienen el voto de pobreza tengo entendido y según me han explicado.

No te voy a negar que muchos viven bién y si pueden se divierten.

Ya de antiguo había las escuelas monacales y las catedralicias. Estaban bién definidas las diferencias, nosotros tendemos a los sacerdotes ponerlos en las monacales.

Margalida dijo...

Bueno te he dicho que el negocio les sale redondo.
Me he equivocado.

Muchas veces a una iglesia que me gusta ir los domingos somos: unas 4 personas más el cura y las monjas. No se pasa la bandeja.

No es que no entre gente en esta Iglesia, van cada día muchísimos turistas, no se paga entrada, ni tampoco salida.
¿cuándo quieres hacerme creer que este sacerdote hace negocio?
Aunque se quedara con todo lo del mes.
Supongo que el dinero que recogen unos, sirve para distribuir entre los que no llegan a tanto. También servirá para pagar reparaciones y como no también para otros lujos que no te voy negar que los hay que sí los disfrutan,al menos esta es la sensación que nos da.

decepcionada dijo...

Margalida maja irás mucho a las misas,pasarás mucho la bandeja,pero ó no te enteras de la copla ó lees muy mal,yo no he dicho que se queden con el dinero del cepillo,leete bien mi comentario,cuando he dicho que "se pueden quedar con 1 de cada 3 misas"me referia a las misas de pago,con las que no estoy de acuerdo,dicho sea de paso,ó sea misas de difuntos que se cobran a unos 12 euros por misa,bodas especiales,por las que según sea la Iglesia,se pueden cobrar hasta 200 euros+la voluntad,por supuesto,etc.etc,y no me digas que no es así,porque mientras las pardillas pasais el cepillo,otras voluntarias hemos ayudado al cura a llevar su contabilidad y otras tambien hemos ayudado al cura gratuitamente,por supiuesto a limpiar sus casas,despachos y archivos,con lo cual,hemos visto muchas cosas,aún sin querer,mejor dicho,más sin querer,porque queriendo,no sacas prenda,vaya por delante que no todos los curas no son iguales,pero en todos los sitios cuecen habas y en el mio,a calderadas,y es verdad que algunos parrocos,viven en condiciones deplorables por falta de medios para arreglar sus rectorias,pero ten en cuenta que,como en todas las empresas,vale más caer en gracia que ser gracioso,he conocido a curas muy humildes que pedian en el obispado y todo se lo denegaban mientras que otros que más que curas parecian "chulos piscina"y que viven como sultanes,con todo el morro pedian y se les concedía,conocí a uno que fué al obispado a pedir dinero para poner aire acondicionado en su Iglesia se lo concedieron y lo puso en su casa,mientras que en misa la gente tirabamos de abanico a saco para no marearnos.Blogger¿te puedo pedir un favor personal en privado?

decepcionada dijo...

Blogger,he de darte la razón en cuanto a la diocesis de Barcelona,impecable,10 puntos,estuve nací allí,viví 18 años,y nunca ví nada repochable,el comportanmiento de los sacerdotes que conocí y los conocí muy bien,perfecto,despues me fuí a la dicesis de Lerida por 5 años,colaboré activamente en las parroquias,pongamoslé 5 puntos,en Tarragona por 3 años,le doy 8 puntos,ahora vivo en Gerona capital pero estuvé en pueblos de la provincia,en total 26 años,le doy 3 puntos con mucha generosidad,hace 7 años que ya no colaboro con la parroquia,totalmente decepcionada,sigo manteniendo contacto con mis amigos sacerdotes de otras diocesis que tan buen recuerdo me dejaron,aquí,con alguno que otro que entiende mi decepción,sí que colaboro con las monjas de esta ciudad porque esas sí que son santas mujeres totalmente dedicadas y fieles a sus votos,he querido aclarar esto porque no quiero que se malentienda mi posición.Eudora de acuerdo contigo en la mayor parte de tus comentarios.

Gloria dijo...

Outsider, Dios que tema, he visto diferentes matices pero de verdad que la mayoría de los curas viven en forme muy sencilla y esto es una vocación y una opción personal, aquí en Chile la mayoría de los curas viven sencillamente , os Obispos no sé, a ellos les gusta más arreglar las Iglesias pero también es lógico, la Iglesia es la Casa de Dios es natural querer que esté bonita y acogedora, trabajé con los Padres de Schoenstatt un tiempo y el ecónomo sufría para estirar la plata.
Por lo menos en esa casa, lo que sí muchos aquí reciben donaciones de alimentos u otras cosas, cuando ibamaos a Misiones/Campamento había una familia que yo conocí a algunos que regalaban muchas cosas para el campamento (tenían una fábrica de cecinas) y a los Padres también, es cierto que tenían dinero pero podrían no haber dado nada, eran muy creyentes, hay muchas cosas que no saben pero hay muchas personas de buen corazón que comparten sus bienes, otras no.
Feliz año nuevo Outsider, interesante post Gloria

Anónimo dijo...

Dios es el que da a todos lo que tenemos, agradezcamosle lo que nos da, pobreza o riqueza, y utilicemosla para el bien de la humanidad, solidariamente. Nada mas y nada menos.

decepcionada dijo...

Blogger,una puntualización,SÍ que es verdad que el estado os paga,quizá no directamente a los sacerdotes,pero sí que desde eel final de la guerra civil española,el estado está pagando a la Iglesia Catolica una cantidad mensual .o anual,eso ya no lo sé,en concepto de los perjuicios que se hizo a la Iglesia al destruir parte de su patrimonio en bombardeos,ni que decir tiene que eso,en 70 años,ya está más que pagado,por no hablar de la injusticia que ha representado ese pago,porque por esa regla de tres,a todo el mundo que perdió algo se le debería pagar,recordemos que los dos bandos tuvieron perdidas y ojalá hubieran sido solo patrimoniales.