sábado, 7 de julio de 2012

No me gusta que a la iglesia te pongas la minifalda


Ya lo escribí una vez sobre Novell: este tío es un hacha. Escribe cuatro líneas en su Facebook y consigue titulares en los catonoticieros de internet. Esta vez creo que le van a sacar hasta en Tv3, ahítos de noticias como andan con la modorra propia del tiempo. Cuando escribo esto, el enlace a la foto colgada en  Facebook ya da error, no sé si porque los padres de las interfectas han clamado al cielo, que podría ser, y haya tenido que retirarse la fotohy el consiguiente pie.
Los comentarios que tenía el Facebook eran en sus tres cuartas partes las indignaciones de costumbre, que si este que se ha creído, que si las niñas van muy elegantes, que la Iglesia tiene que ponerse al día, que si la inadecuación esta en la sucia mirada de quien lo critica, etc., etc. Yo no sé si estas cosas el obispo tenía que haberlas dicho públicamente. En mi humilde opinión, tal vez una amable amonestación privada bien explicada hubiera, respecto a las chicas, conseguido para lo sucesivo un mejor efecto, dejando para la consideración pública las referencias sin señalar, que señalar con el índice está siempre muy feo.
De todas maneras, creo que el obispo está en su derecho de participar al pueblo de Dios que tiene bajo su guía la importancia del decoro, si cree que el decoro es importante. Así, que menos aspavientos airados, vengan de donde vengan, que seguramente vienen de las que cuando viajan y visitan una mezquita ya cuidan debidamente de cubrirse, sin ocurrírseles una sílaba de protesta. Además, Novell se muestra en esto, una vez más, romano. En la Basílica de San Pedro a estas no es que las hubieran reñido, simplemente no las hubieran dejado entrar tan sucintamente ataviadas. 

3 comentarios:

Decepcionada dijo...

Pues la noticia ha salido en mi muro,y yo he comentado alabando la decisión de mons. Novell,me decía en una ocasión un señor nada mayor,muy moderno él,pero tambien muy catolico (practicante y todo)que habia cambiado de parroquia porque a la que él asistia permitian cualquier tipo de atuendo y, palabras textuales:" Tu no sabes lo dificil que es concentrarse en la oración rodeado de culos marcados,piernas al descubierto y poquisima sujección mamaria".En mi comentario he añadido un texto biblico donde San Pablo exhorta a la moderación en el vestir.Una no puede,es decir,puede pero no debe asistir de según que guisas ni a una Iglesia,ni a una cena,ni a una entrevista de trabajo,las minifaldas,que a mi no me gustan,son apropiadas para una disco,pero no para un servicio religioso,para una entrevista de trabajo,ni siquiera para una primera cita.Es mi opinión.

Anónimo dijo...

Discrepo profundamente de la regañina pública de Novell. En mi tierra, que es la de Novell, se dice que se cazan mas mosca con una gota de miel que con un barril de vinagre.
Digo esto porque la regañina pública posiblemente apartara la niñas, su familia y algunos amigos de la Iglesia. Estos hechos crean resentimiento. El resentimiento no es bueno. Recordaria al agronomo Novell que "el gato escaldado el agua fria teme". y que toda amonestación debe ser hecha con caridad, seriedad y cierto sentido del humor. Le recordria la anectota de Jan XXIII que siendo embajador en Paris , en una cena de gala a la que debió asistir había una señora con un profuso y profundo escote, el entonces Nuncio del Papa ofreció durante la comida a la señora en cuestión una manzana, la señora s le pregunto extrañada el motivo de tal regalo y el Papa Bueno le dijo: Coma señora, que cuando Eva comió una manzana se dio cuenta que iba desnuda. No se si el Bueno de Novell sabrá la anécdota, pasó años ha. Con todo l culpa no es de las niñas , es de la familia que debe aconsejarles como se debe vestir en cada sitio y lugar.

Jordi Morrós Ribera dijo...

El decoro en el vestir es algo que debe respetarse siempre, pero suscribo el Anónimo del 8 de julio en cuanto a las formas ya que ahí me parece que el Señor obispo patinó.

También les dejo un enlace a un blog donde he encontrado la foto episcopal, y las supuestamente escandalosas minifaldas de cofirmación:

http://ramonbassas.blogspot.com.es/2012/07/el-bisbe-i-les-cuixes.html

A mí también me ha escandalizado que el señor obispo colgara la foto en su página de Facebook, aunque a posteriori se ha retirado la foto, y no creo que la retirara por el supuesto escándalo de los centímetros de piernas femeninas al aire sino por las airadas reacciones internáuticas que hubo (eso es como echar gasolina a un fuego. En el próximo presupuesto dela CEE un curso episcopal acelerado de uso de redes sociales, "please"),

Qué grande ser joven, pero quizás para ser obispo no es suficiente garantía estar por encima de la media de edad episcopal.