miércoles, 10 de noviembre de 2010

Minuto y medio de Roger de Taizé


Hay sabiduría en estas palabras. Sólo puliría lo de la "inocencia", tal vez en exceso optimista. Ese genio (al que algunos quieren relegar demasiado apresuradamente al trastero de lo obsoleto y al que el Papa, alumno suyo, ha recordado recientemente) llamado Romano Guardini ya advirtió de la trampa de la inocencia presunta; lo hacía comentando el dicho de Jesús de "hacerse como niños"; el niño de un día, decía Guardini, ya lleva el mal con él, agazapado en su interior, adormecido, pero está ahí. Creo recordar que Guardini venía a decir (¿dónde habrá ido a parar mi ejemplar de El Señor, aquella edición en dos tomos de Rialp en la colección Patmos?) que la presunción de una inocencia infantil es una nostalgia que los adultos tienen de algo que creyeron poseer antaño, pero que realmente nunca tuvieron.

Habría que encontrar otro término y aunque esta objeción parezca dejar sin contenido las afirmaciones de Roger de Taizé, sus palabras siguen conteniendo una gran parte de verdad, pues lo esencial no es tanto el sustantivo, sino el calificativo, no la "inocencia", sino el que algo que se tiene por dentro ha sido a veces profunda e inquietantemente herido.


5 comentarios:

Joan Josep dijo...

Ciertamente, los que hemos sido educadores, sabemos que el niño no es inocente. Pero quizá, si los adultos no les hiciéramos daño, quiza ese mal quedaría agazapado y le costaría mucho más salir. Es ese actuar desde la herida interna que comentaba el otro día en mi blog. Pero el no considerarnos pecadores, es evidentemente un error.
¡Ah! Cómo encuentro a faltar la biblioteca de 60.000 volúmenes de cambrils...Allí están las obras de Romano Guardini. Un abrazo: Joan Josep

Joan dijo...

Ya lo creo que hay sabiduría y uan sabiduría que nos falta mucho.

Jordi Morrós dijo...

Para mí tan o más impactante que las palabras del breve discurso de frère Roger (ya han pasado cinco años desde su tránsito tan sorprendente como quizás lleno de significado, murió como a menudo mueren los pobres de este mundo, de una forma aparentemente absurda)es su rostro.

Si ese rostro no es el de un amigo de Dios, no sé quien podrá ser calificado de tal forma.

Ah, y por cierto me fastidia que en la Wikipedia en español se diga que se convirtió al catolicismo. Son ganas de apropiarse figuras y de no saber lo que son los matices. Al menos en la Wikipedia en francés son muchos más ponderados y hablan de acercamiento y sintonía pero sin necesidad de ser tan taxativos como en la versión española (ya se sabe la Wikipedia es la Wikipedia, y en español más).

Outsider friar dijo...

Caramba, Joan Jose, 60000 volúmenes son muchos volúmenes!
Una sabiduría, Joan, que requiere escucha, silencio y serenidad (eso también nso falta).
Por lo que yo sé, Jordi, la misma comunidad de Taizé habla respecto al hermano Roger de "plena comunión" con el catolicismo (de hecho, comulgó en el funeral de Juan Pablo II), lo que claramente es más que un mero "acercamiento o sintonía"; también es verdad que el uso del sustantivo "conversión" es expresamente rechazado. De alguna manera, Roger dijo sí al catolicismo sin necesidad de decir no.

Jordi Morrós dijo...

Sin duda que se produjo algo más que un acercamiento entre frère Roger y el catolicismo. Yo fui por primera vez a Taizé en enero de 1978, y aquello respiraba una aire muy marcado de predominio protestante. Luego ya no volví hasta el verano del año 2003 con mi esposa e hijos pequeños, y menudo cambio había pegado aquella comunidad en cuanto al aire confesional que se respiraba.

A pesar de todo frère Roger nunca renegó de sus orígenes protestantes, y por eso entiendo que no se le puede aplicar explícitamente el adjetivo de converso.