domingo, 21 de marzo de 2010

Letra pequeña y paidofilia eclesiástica


Uno piensa que sufre una disfunción, cuando realmente lo que le ocurre es que no ha leído la letra pequeña. Nos dejamos llevar por los grandes letreros y con demasiada frecuencia olvidamos que la verdad de las cosas se encuentra precisamente en la letra pequeña. Esto vale para las ofertas bancarias, para los contratos de suministros y no menos para la información que circula en los medios. Recojo una información menor aparecida hoy en La Vanguardia, más allá de la portada y de los grandes titulares. Dice un profesor de Psicología forense alemán y prestigioso cosas tan interesantes como ignoradas. Que en los casos de sospecha de abusos sexuales (o sea los probados más los supuestos) en Alemania desde 1995 un 0,045% tenían que ver con sacerdotes o religiosos. Si mis matemáticas funcionan bien, eso equivale a 4,5 de cada 10.000 (y si fueran, que no son, 450 en lugar de 4,5, no me daría igual, pero para el caso me serviría lo mismo). La cifra que maneja el profesor Kröber no es una cifra desdeñable y sigue siendo vergonzosa, pero no es lo que determinados medios deliberadamente quieren transmitir (basta poner en Google la palabra paidofilia para comprobarlo). Esta asombrosa desproporción jamás la transmitirá con claridad, por ejemplo de ejemplos, ese culo mediático que es la Sexta, empeñada como está en convertir a su audiencia a la coprofagia y en hacerlo de modo que se consiga el efecto sin que se note el cuidado (dejémonos de eufemismos amables como telebasura y llámemos a las cosas como son).
Pero el profesor Hans Kröber dice otras cositas que tampoco tienen desperdicio. Que el celibato no causa la paidofilia, por ejemplo, del mismo modo que no la causa ser entrenador de fútbol o peluquero. Bueno, todavía quedan ateos con un mínimo de dignidad profesional, a quienes la ideología no les contamina la apreciación científica de la realidad.
Forzosamente tengo que apreciar la valentía de un tipo que, sabiendo que la honradez científica en este tema equivale a ponerse la horca mediática al cuello por mor del lobby LGBT, es capaz de hacer esta afirmación: "Los problemas que tiene ahora la Iglesia católica son problemas de sacerdotes homosexuales que no son capaces de, o no quieren, vivir la abstinencia sexual y por lo tanto intentan disimularlo".
Bueno, el señor Kröber me ha quitado un peso de encima. Yo pensé realmente que sufría una disfunción y veo que no necesariamente. Uf, llegué a pensar que era un bicho raro como sacerdote, simplemente porque alguna noche me desperté empalmado por haber soñado con mujeres y no, como sería de esperar según los media, con niñitos.

15 comentarios:

adela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Superego dijo...

Usted es un poco bruto y y el susodicho Krober un homofobo prestigioso solo en el salon destar de su casa. En lo de que la Sexta ha resbalado hacia la telemierda con la GeneracionNini y otros programas en eso I agreed.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy de acuerdo con usted en que se magnifican las cifras de sacerdotes pedófilos. No digo que no haya, algo que me parece especialmente lamentable y que la Iglesia debería gestionar en condiciones, pero es cierto que en el clero, por desgracia, hay gente que no es capaz de vivir en celibato, pero tampoco de dar el paso de colgar los hábitos e irse, como aconsejó san Pablo. He llegado a conocer un caso sangrante de sacerdote homosexual que, valiéndose de la confianza y la cercanía de confesionario de uno de sus feligreses, y a sabiendas de que es felizmente casado y con hijos, le hizo proposiciones y le reconocía que en fines de semana o cuando podía se iba a "cumplir" con sus deseos. ¡Lo veía lo más normal del mundo por parte de los dos! Argumentaba que si dejaba ese trabajo, ¿a dónde iría? Estaba muy cómodo con esa actitud y no le daba nada por el cuerpo venir de haberse cepillado a alguien y consagrar a Jesús. Lejos de pretender censurar a nadie ni ser mejor que ese cura, a mi juicio, engañado,coincido con usted, y me temo que esta permisividad se debe a que ciertas consignas han hecho mella entre los propios católicos. Estoy harta de tener que convencer a mis alumnos supuestamente católicos de que es tan verosímil que Jesús fuera célibe y casto como que el Lama no está todo el día tocando la zambomba, y perdone la zafiedad. Pero nada, no hay forma. Le animo, pues, en su sinceridad y capacidad de crítica, pues si usted (como yo) no tuviéramos sueños "cálidos" no seríamos humanos, y la renuncia que supone la castidad no sería tal. Un saludo, anónima bizantina.

El diablillo dijo...

Las cosas como son. Si se busca el impacto ideológico contra la Iglesia, el asunto de la pedofilia es bastante eficaz. Y lo es precisamente porque no se dirige en primera instancia a poner en duda la práctica del celibato, sino a tratar de poner de manifiesto que "el clero es hipócrita". La idea que se trata de transmitir es: "el clero no sólo no cumple con lo que trata de aparentar -el celibato- sino que lo transgrede hasta el límite de lo natural y lo aberrante". Tal es la idea.
Pues bien, yo creo que en esta ofensiva mediática la Iglesia se equivoca de cabo a rabo, y tendría que plantear la respuesta poniendo a la luz las causas de estos fenómenos, como se apunta en la entrada. Creo que debería estudiar, dentro del porcentaje de casos que se hayan dado, el número de estos donde tales conductas iba aparejado con la conducta homosexual. No le doy mucha credibilidad al aspecto cuantitativo del famoso informe Kinsey (muy utilizado por cierto por el lobby gay) pero ahí se indica que la mayoría de los hombres con tendencias pedófilas también son homosexuales. La antigua idea del "efebo" griego, que se puede encontrar en otras culturas ha ido siempre aparejado al comportamiento homosexual.
Evidentemente, si se tratase de este asunto, con estos términos creo que los medios que jalean estos casos dejarían de hacerlos por considerar "homofóbico" tal tratamiento. Pero el problema de pederastia, no en el clero, en general se encuentra estrechamente vinculado con este asunto. Y ese es el tema a revisar.

Otro asunto que me suscita admiración es el escaso criterio con el que se nombran obispos; me parece que se emplea un criterio más político que pastoral y religioso, y eso no puede dar buenos frutos. (como se puede ver en Esp...)

Jesús Cotta Lobato dijo...

El problema no es la pedofilia de algún cura, sino el anticlericalismo, dispuesto siempre a magnificar cualquier defecto. Si algún grupo se pusiera a airear los casos de pederastia entre médicos, policías o profesores de gimnasia, todo el mundo se indignaría con tanta calumnia, pero con la Iglesia vale todo. Así que hace muy bien usted en escribir lo que ha escrito y que Dios le conserve la salud. Ex corde, Jesús Cotta.

Jordi Morrós dijo...

Me uno completamente con el anterior comentario de Jesús Cotta.

Si los medios informativos divulgaran con esos comentarios sin matices sólo la décima parte de lo que se ha aireado estos días sobre cualquier otro colectivo profesional aquí se armaría la de Dios es Cristo (con perdón y con todo respeto), pero claro con los sacerdotes católicos hay barra libre y meterse con el celibato (de aquí a cuatro días igual sacan una ley que obligará a los candidatos al celibato a pasar cualquier test de personalidad porque celibatario sonará en el inconsciente colectivo casi a sinónimo de "depravado").

Y todo sea dicho sin olvidar y teniendo muy presente el escaso o nulo "savoir faire" de la Iglesia Católica a la hora de tratar y gestionar los problemas de conducta sexual de algunos de sus sacerdotes y/o religiosos.

alfonso sanz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Pues hoy Antoni Puigverd ha escrito en el diario un buen artículo contra la manipulación mediática de estos días sobre todo esto

Joan

Criteri dijo...

Sé que la enseñanza es un lobby pero me arriesgo y apunto una cosa oída, y és que en el mundo de los maestros hay más casos que entre el clero.

En mi última entrada que titulo Una pregunta pèrfida -a los racionalistas-, trata de la xenoglosia, que quizà también resulte incómoda al otro lado:) y me gustaria saber si la Iglesia se ha manifestado al respecto. Al tiempo que os lo hago saber a todos, por si interesa.

Lycaon dijo...

Post muy interesante! Enhorabuena por el mismo!

Es curioso ver como hoy los medios tienen unas víctimas recurrentes a quien culpan de todos los males. Simplificación, sesgo y reducionismo vergonzantes. Pero lo más sorprendente es ver como la mayoría de la gente enseguida se apunta al linchamiento, sin pararse a pensar un segundo en lo qué ha pasado, ni qué le han dicho, ni por qué se lo han dicho.

mrswells dijo...

Este tema de la peadofilia ya me aburre, aparte de ser un racismo absoluto hacia los curas (se intenta que la gente piense que esta correlacionado). Olvidese del tema, no vale la pena ni entrar al trapo, Outsider.

Lo de fondo, que nos afecta a TODOS es que en nuestra sociedad hay quienes tratan de relacionar la espiritualidad con una perversion (para ellos lo es) y eso es anularlo al ser humano entero.

En fin, mi blog esta sin dibujos hasta dentro de unos dias, entonces espero que se pase a visitarme de nuevo

Outsider friar dijo...

Superego, en lo de que soy un poco bruto probablemente tenga usted razón...
Bizantina, yo lo he escrito ya alguna vez: en la Iglesia católica, quien más quien menos, hace lo que le da la gana. Cuando la denostada jerarquía actúa, se la califica de intolerante, represora, dogmática, inquisitorial, obsoleta, esclavizadora. Y cuando no actúa, mire por dónde, se la demanda (como en el tema que nos ocupa) judicialmente. Con lo que está cayendo, cualquier otro chiringuito se hubiera ido al garete, pero ya ve, aquí seguimos, será cosa de Dios...

Outsider friar dijo...

El diablillo, coincido con usted en todo, salvo en el "escaso criterio" en el nombramiento de obispos. No lo sé, no estoy seguro, no tengo datos suficientes, reconozco mi escaso criterio para juzgar ese tema. Aunque a los encargados de ello, ya les arriendo la ganancia (como compadezco a los que están en las comisiones de nombramiento de las diócesis, uf)...
Jesús, es usted muy amable y considerado. Respecto a todo este embrollo, cada día estoy más convencido de que hay un plan interesado. Lo de que todo el mundo se indignaría si se aireara respecto a otros colectivos, no sé qué decirle, porque me parece que si fuera con los policías, por ejemplo, no se indignaría todo el mundo.

Outsider friar dijo...

Buen comentario, Jordi. Si me permites un rasgo de humor igual con el tiempo no sólo los celibatarios, sino también los cónyuges emparejados una sola vez parecerán "bichos raros". En serio, respecto a test de personalidad, vengo defendiendo desde hace tiempo en mi Congregación que se establezca como obligatorio para todos los candidatos (la plena garantía no se tiene nunca, pero al menos conviene extremar los filtros).
Lo he leído, Joan, además el tipo escribe bien.
Criteri, pasaré por tu blog, aunque ya te advierto que el tema que apuntas no lo he estudiado suficientemente.

Outsider friar dijo...

Lycaon, ejercer el espíritu crítico frente a los medios (frente a todos, también los de la misma cuerda, y a veces especialmente frente a estos)es un difícil ejercicio, más cuando la educación desincentiva cualquier esfuerzo que no conlleve recompensa inmediata (como decía Calvin: odio las perspectivas a largo plazo).
Señora Güells, no estoy seguro de si es mejor el silencio absoluto. "¿Es la espiritualidad una perversión?" (bonito tema para un post!, jajajaja). Usted es capaz de dibujar hermosura en un mundo lleno de escupitajos, sus dibujos lo hacen mejor, tiene usted un don...