viernes, 22 de noviembre de 2013

Tempus tacendi


Todo tiene su tiempo, y su momento cada cosa bajo el cielo. También este blog por el que, probablemente con más torpeza que acierto, mi voz insegura se ha insertado, una más, irregularmente, en el guirigay de la red. A veces bondadoso (Deo gratias), a veces cruel (mea culpa), he estado aquí. Hoy otras cosas más relevantes requieren mi atención y mi tiempo. Con todo, con mejor o peor puntería, he tratado, al menos, de combatir el facilismo, la palabra obligada, el pensamiento unánime que el poder se empeña en  hacernos asimilar. Hace ya unas décadas que Daniélou, remedado en nuestros lares por Uscatescu, denunció la traición que la inteligencia estaba haciendo a la verdad. Para mí, este sigue siendo uno de los males de nuestro tiempo. No hay una conspiración cultural elaborada, una "ingeniería", como algunos pretenden; en realidad, no hace falta, basta una dejación, un abandono, una huida rentable. Treinta monedas y queda crucificado, un día tras otro, el sentido más hondo de la realidad. 
Amigo lector, prende tu luz humilde, tómala del fondo del corazón, desconfía de la brillantez ampulosa y busca la profundidad de las cosas. Sospecha de quien parece deslumbrar; en realidad, probablemente no pretenda otra cosa que desiluminarte. Más no sé decirte desde mi celda. Deum time et mandata eius observa, dice el Sabio.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias, Outsider, todo un testamento!

Anónimo dijo...

Una pena, porque, aunque escribía poquito, cada post era muy sabroso... ¿no se lo pensará y pondrá, aunque sea algo, cada... mes, trimestre, semestre? :)

Jordi Morrós Ribera dijo...

Ha sido un placer seguir tu presencia y testimonio en este blog.

Y esperemos que en este caso el silencio sea la matriz para un futuro renacimiento del que por ahora puede ser que no tengamos ninguna intuición segura, más o menos como la situación de los Apóstoles después del Viernes Santo.

Anónimo dijo...

Pocos posts pero muy interesantes.
Una pregunta: ¿en que texto o textos se refiere Danielou a la traición de la inteligencia a la verdad?

Anónimo dijo...

Muy mala noticia.

Silencio profético.

Tal como va la Iglesia, va el mundo (no al revés; alguien me dijo "mira la Iglesia, no el mundo").

La Iglesia sigue enredada en las falsas espiritualidades y teologías.

El mundo, Cataluña como más cercana, va al choque de trenes con España por la independencia y la recentralización.

Hay un tiempo para hablar, otro para callar.

Hay un tiempo para recoger piedras, otro para lanzarlas.

Hay un tiempo para la paz, otro para la guerra.

Outsider friar dijo...

Anónimo del 2-12: perdone, a veces confío en exceso en la memoria y tal vez la frase no fuera literal de Daniélou, pero sí era la tesis de fondo de un libro que lamentablemente no tengo a mano (se quedaría en alguna biblioteca conventual, en uno de mis traslados) y que se titulaba "La culture trahie par les siens", nunca he visto traducción española.

Pedro Rosello dijo...

Soy anónimo del 2-12.

Gracias por la respuesta Outsider friar:

A mi me pasa lo mismo cuando cito, recuerdo más en el fondo que en la cita literal.
Veo que es un libro de tan sólo 86 páginas. Lo buscaré, ya he leído algún libro de Danielou en francés, y no es un autor difícil, al menos para entenderlo a primera lectura. Luego da mucho de si para entenderlo y saborearlo bien. Aprovecho para desearle a usted y a todos los lectores un BON NADAL!

Joan dijo...

Una lastima, supongo que es que todo tiene sus ciclos, pero es una lastima. Muchos que harían bien en callar seguirán voceando sin aportar nada de nuevo o nada de bueno. Adéu, Out!

Criteri dijo...

Només per a dir-te que em sap greu i tampoc no se m'acut res més a afegir al teu brillant comiat.

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Jesus Cotta Lobato dijo...

Aunque tarde, escribo para decirte que me ha sido muy grato siempre encontrarme contigo en la blogosfera y que presiento que vamos a acabar encontrándonos otra vez en otro lugar, espero que antes de morirnos. Ex corde, Jesús Cotta

Anónimo dijo...

¿Danielou?
linda piedra pa la honda

http://www.statveritas.com.ar/Libros/Precursores_y_peritos_del_Concilio.pdf