martes, 29 de junio de 2010

Algunas preguntas veraniegas



1.- Una de desconfianza: ¿Por qué los salvavidas de demostración de Vueling, que conservan en unas bolsas protectoras, parecen sacados del cubo de la basura? La azafatería parece bastante limpia, así que ¿cabe la posibilidad de que la mugre venga ya de origen? (Por cierto, ¿alguien ha comprobado alguna vez si debajo del asiento está realmente el chaleco correspondiente?)

2.- La segunda de sospecha: ¿Por qué la señalización vial, especialmente los pasos de cebra, se borra tan rápidamente y, en cambio, la pintura de inestéticos graffiti en las fachadas caduca tan difícilmente?

3.- La tercera de frustración: ¿Por qué hoy, cuando llevaba corriendo una horita y cuando el corazón y los músculos daban para otra horita más de alegre trote, he tenido que dar media vuelta por el dolor de una pequeña uña en un pequeño dedo del pie? Además, uno puede encontrar ciertas utilidades a las uñas de las manos, pero, aparte de para que aumenten sus ventas en verano los fabricantes de laca de uñas, ¿para qué nos sirven exactamente las uñas de los pies?

4.- La cuarta es transcendente: la anotaba en su diario Thomas Merton en febrero de 1949:Why do I desire things that are not God?



8 comentarios:

Jordi Morrós dijo...

Unas preguntas dignas de la festividad de los apóstoles Pedro y Pablo.

Ahora no tengo tiempo para responderlas ya que precisamente tengo que ir a la celebración. Soy parroquiano (a veces no muy asiduo) de un monasterio benedictino que tiene por patrón al vehemente apóstol Pedro.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Magníficas preguntas. Lo de la uña del pie es una cura de humildad. A mí me amargó el otro día un momento muy feliz un mosquito. Y la cuarta pregunta sería más lógica si la preguntara un ángel, que apetece sólo lo espiritual, pero nosotros, hechos de barro, somos tan dados al barro, tan suave y brillante, que se nos olvida que hay por encima cascadas de agua limpia y fresca. Un abrazo y feliz verano.

si, bwana dijo...

Las uñas de los pies sirven para recordarnos que somos cuadrúpedos y para que muchos indígenas tropicales suban a los cocoteros.
Para todo lo demás resultan una inutilidad.

Criteri dijo...

La que contesto es la de las uñas: son una herramienta -raspar, rascar, defensa, etc. Es una muestra más de la previsió de la divina Providencia.

Outsider friar dijo...

Jordi, ahí me has dado. Realmente no me imagino ni a Pedro ni a Pablo haciéndose tales preguntas, salvo la cuarta, que Pablo la hace de otra manera...
Amigo Jesús es un hecho que, por muy asumida que se tenga, la propia fragilidad no deja a veces de causarnos estupefacción. Merton, a renglón seguido acababa definiéndose como "poor sap"...
Sí, bwana, es verdad que hay en nosotros bastante más de cuadrúpedos de lo que quisiéramos y a veces yo mismo me asombro de no tener las orejas más grandes y alargadas.
¿Defenderse, rascarse, raspar con las uñas de los pies? Caramba, Criteri, realmente eres un acróbata! jajajaja

Joan dijo...

A mí no me preocuopa lo de los salvavidas pues estoy seguro de que llegado el momento no servirian para nada y seria totalmente incapaz con lo nervioso que soy de ponérmelo.

Jordi Morrós dijo...

Para Outsider.

Mi calificativo de preguntas dignas de la festividad de los apóstoles Pedro y Pablo sin duda no era porque creyera que ellos se las formularan (sería sin duda un auténtico anacronismo respecto a las dos primeras preguntas) sino por lo divertidas que las encontré, y para mí la fiesta de estos dos apóstoles es muy entrañable y la sana diversión creo que es una dimensión imprescindible en cualquier celebración.

Y ciertamente la última pregunta aunque esté extraída de los diarios de Thomas Merton diría que es consubstancial en cualquier tradición espiritual y mística. Y quizás en este tipo de preguntas de Thomas Merton es donde se nota su querencia por el budismo y en general por el patrimonio espiritual del lejano oriente.

Anónimo dijo...

Hola,
una catalana aburrida a la hora de la siesta se dedidaca a bucear por la red desde una remota isla mediterranea y se encuentra con un sorprendente blog, digo sorprendente porque hacia meses que no encontraba unas palabras dignas que llevarse al cerebro. Hoy en dia, si la opinion expuesta no coincide con la propia se tiende a ignorarla, pero cuando esta expuesta con perfectos argumentos es digno de ser leido. Prometo leer mas ampliamente sus entradas, pues sus opiniones promenten aunque, como he dicho anteriormente, no coincidan con las mias.
psdt: siento la absencia de acentos, este teclado extranjero los desconoc.