lunes, 4 de mayo de 2009

¿Visibilidad o impertinencia?


Parece que el Presidente Obama tiene la intención de crear un grupo de trabajo conjunto presidencial con la finalidad de reducir el número de abortos en América (véase National Catholic Reporter del 30 de abril), especialmente preocupante en las muchachas más jóvenes. La novedad estaría en que se pretende que esta task force presidencial trabaje en este campo en contacto tanto con los grupos pro-choice como con los grupos pro-life para tratar de alcanzar algún tipo de consenso en este asunto. ¿Es una noticia esperanzadora? Probablemente no mucho. ¿Se trata simplemente de un retoque de imagen de cara a los católicos que votan demócrata? Tal vez. El anuncio iba acompañado de la declaración de que, aunque él personalmente sigue estando por el pro-choice, la firma del Freedom of Choice Act no constituía en este momento una prioridad legislativa. Hay que recordar que en julio del 2007 Obama anunciaba que la firma de este proyecto de ley (básicamente el derecho a que una mujer en todos los Estados Unidos de América pueda libremente abortar antes de la viabilidad del feto o después si fuese necesario para proteger su vida o su salud) sería la primera cosa que haría en cuanto fuese Presidente. Bueno, lo decía un amigo mío cordobés: "El político más sincero es un embustero de mucho cuidado". También es verdad que algunas veces el dondedijedigodigodiego es de agradecer.
Es fácil de entender que un servidor no sea un entusiasta de Obama. Pero al menos hay que reconocer que en América las cosas funcionan de modo distinto que aquí. No parece que nuestro Presidente del Gobierno esté aquí por la tarea de consenso con nadie, ni de dar marcha atrás ni pausa en nada. El proyecto que aquí se maneja se hizo después de meses de trabajo de un Comité de Expertos, cuyo informe, básicamente de estadísticas clínicas y de legislación comparada, podría haber sido elaborado en un par de fines de semana por un estudiante de enfermería y otro de derecho. Además, el informe contenía no diré una mentira flagrante, pero sí al menos una apreciación claramente errónea: la relativa a la existencia de un consenso social al respecto. Creo que en América lo que pasa es que las voces católicas cuentan un poquito más que aquí, especialmente si te aúpan al poder.
¿Dónde están los Cristianos por el Socialismo?, se preguntaba hace un tiempo el Peregrino, en un post sobre el proyecto de reforma de la legislación sobre el aborto. Pues, salvo alguna excepción excepcionalísima, están que no quitan ni ponen rey pero sirven a su señor terrenal. No sé si es de CpS, pero sí que se declara militante de IC-V el liturgista Josep Lligadas, flamante premio Joan Maragall de ensayo con su obra La política dels cristians. Allí dedica algunas páginas al tema del aborto; tras partir de la premisa de que no fue este un tema existente en la predicación de Jesús, afirmar que el aborto es un mal que ha de ser evitado, acentuar la necesidad del empleo de medios anticonceptivos que eviten embarazos no deseados y del apoyo a las gestantes que puedan verse en situación de desamparo, llega a la conclución de que, si todo esto no funciona y unos padres o una madre deciden abortar es mejor que sea en las mejores condiciones posibles. El punto de llegada es, pues, finalmente el mismo argumento que utiliza la patronal abortista: los abortos se van a dar igual, luego hagamos las cosas bien hechas. Si me opongo a esta fatalidad, si recuerdo que la legalidad implica una pedagogía, la de que lo que puede legalmente hacerse no es malo, soy un machista, un ultracatólico, formo parte de la Iglesia "impertinente". Ésta es otra muestra de la inefabilidad pastoral de Lligadas; en su columna de la revista Foc Nou de abril (columnas en veu alta que, dicho sea de paso, son en su conjunto lo de más ínfima categoría intelectual que tiene la revista) dice que la Iglesia tiene que hacerse "visible". ¿Qué ejemplos pone? Pues hacer ruedas de prensa para exponer lo bien que trabaja Cáritas u organizar mesas redondas multisectoriales sobre la crisis (donde estén presentes la Iglesia, los sindicatos, etc). En cambio, si la Iglesia se manifiesta contra leyes democráticas, la Iglesia no se hace "visible" sino "impertinente". No, amigo Lligadas, no, si las leyes resultan injustas o inhumanas o éticamente censurables expresar el desacuerdo es plenamente pertinente. Y si no lo crees así, bendita impertinencia la nuestra. Porque no podemos estar por una visibilidad de autobombo, ni de transmitir un mensaje descafeinado para hacernos querer. Somos la Iglesia de Jesucristo, no la Coca-Cola.

16 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Se ha perdido la sensibilidad en este asunto hasta tal punto, que ya sólo funcionan contra el aborto argumentos disfrazados de progresismo. Yo uso mucho uno, que le paso a usted por si le sirve. Cuando alguien dice que lo que la mujer lleva en la barriga no es un niño, sino un gusarapo o un montoncillo de células le digo: Oye, eres un machista, has insultado a la mujer, la consideras expendedora de gusarapos, las mujeres no se quedan embarazadas de gusarapos, sino de hijos. En fin.

Freak dijo...

Mi opinión es que de entrada abortar no debe de ser un trago agradable para ninguna mujer. Habrá de todo, pero supongo que la última palabra la deberían tener ellas, que sopesarán muchos factores antes de tomar una decisión de este calibre.
Se habla del aborto como si las mujeres se lo tomasen a la ligera, como si se quedasen embarazadas por descuido y lo intentasen arreglar así. Ya digo que habrá de todo, pero lo que sería realmente útil es apoyar a las mujeres una vez han tomado su decisión, e incluso antes de eso con acceso a anticonceptivos para evitar llegar a esa situación en primer lugar.
-Que decide tener el hijo, pues apoyo moral y si se puede económico, facilidades para conciliar vida familiar y laboral, etc.
-Que se da cuenta de que le viene grande, pues que pueda abortar en condiciones higiénicas y sanitarias que no le supongan ningún peligro.
No me gusta que se hable de aborto como "asesinato", me parece más bien una medida extrema, muy desagradable y que se toma cuando no se ve otro camino.
Preferiría que se respetase la decisión que toma cada persona, que se confiase en el buen criterio de la gente en éste y otros sentidos.
También voy a reconocer que conozco a una chica que abortó varias veces cuando era joven. Eso sí que no lo entiendo: te puede pasar una vez, pero reincidir sí que me parece muy reprochable.
Y los hombres, que piensen a ver si por un segundo les parece una frivolidad lo del aborto, que se pongan en la piel de una mujer que por motivos X se decide por esa opción. ¿De verdad alguien puede pensar que es una decisión fácil o cómoda? A mí me parece más bien una de las experiencias más dolorosas y desagradables que puede vivir una mujer.

alfonso sanz dijo...

He conocido mujeres que han abortado y han llorado, y se han quedado con un trozo de mi alma. Incluso alguna reincidente y muy dolida. El sufrimiento es máximo. Aun así, no veo manera moral de legalizar de alguna forma el aborto. La mujer no es el único sujeto en cuestión. Hay un ser humano que resulta herido. No es una herida grave, es mortal. La mujer llevará su culpa y ella lo sabe más o menos. Pero, nosotros, los legisladores, los que con frialdad podemos o no apoyar este asunto, nosotros sí podríamos ser sujetos de un asesinato.

maria jesus dijo...

Mi postura sobre el aborto esta clara, en contra siempre.

Creo que, aparte de lo que decimos siempre, apoyo a la mujer embarazada, etc, tendría que haber una campaña fuerte de mentalización de que en el aborto se produce un asesinato, para contrarestar la relativización que existe sobre el tema

Natalia Pastor dijo...

Sucede que lo que era un acto abominable,como es el aborto, por mor de la progresía más rancia y de la izquierda garbancera que padecemos en este país,se ha transmutado en un "derecho privativo de la mujer", de tal guisa que oponerse a ello, lleva implicito el hecho de que la estigmación de "fascista" y retrógrado caiga sobre aquel que ose invocar el sacrosanto derecho a la vida.
El argumentario de los abortistas es tan delirante,que se acaban acogiendo a ese "nosotras parimos nosotras decidimos" que recuerda invariablemente a aquel manifiesto machista de "la maté por que era mía".
Y en su absoluta inconguencia y locura, llevan apoyar a que una chica de dieciseis años pueda abortar sin que sus padres lo sepan, pero eso si, no es lo suficientemente "madura" para comprar un paquete de "Marlboro",hacerse un "tatoo",conducir o tomarse un "White label" con Coca-Cola.

lolo dijo...

Lo que puede legalmente hacerse no es malo...ahí el problema.

Desde esta idea se nos manipula a todos, en cosas vitales como ésta y en otras menores.

Así nos va.

No es un hijo, es un feto. Pues venga. Aunque note que se me arranca algo más que un pedazo de carne y lo sueñe en pesadillas después. Eso no me lo cuenta nadie, ahora no puedo pensar, sólo tengo prisa por resolver este marrón. Si la ley me deja, y me molesta , fuera.

Necesita mucha desprogramación quien se ve en una tesitura así. Y mucho cariño, que no siempre se le da.

Y la Iglesia, que no es la Coca-Cola , no encuentra aún el lenguaje, me parece, para hacer llegar a todos la verdad sobre este terrible asunto del aborto. Sus publicistas aún no han dado con el anuncio ideal. Sobre todo para los que creen en la ley civil y no conocen la ley natural.

Alvaro dijo...

Que duro es para la mujer..... Lo duro no es hacerlo, es que sea legal, por lo que algunas se lo pueden plantear, y lo pasan mal. Es como si me dijeran matar a tu mujer es legal, lo pasas mal en tu matrimonio, tendras una pesada carga alimenticia, no, mejor la mato, y luego, te has quedado solterito y contento, y sin pagar pensión alimenticia, y no vas a la cárcel...,
Pero ¡qué mal lo paso con mi mujer! Me gustaria tener no una de 40 sino dos de 20, qué mal lo paso. Deberia ser legal matar a la mujer y que no tengas que pagar pension. Eso, eso, conyugicidio libre en los 30 primeros años de matrimonio. Siempre que sea la primera mujer está bien, lo que ya es delito es con la segunda...

Meritxell Garcia dijo...

Outsider, no estoy nada de acuerdo con la falta de categoría intelectual que dices de la revista Foc Nou. Se puede disentir de su línea editorial, pero en conjunto es una revista de calidad.

Outsider friar dijo...

Gracias a todos, concordantes y discordantes, por comentar. En realidad, pretendía sobre todo preguntarme sobre el papel que los católicos socialistas juegan en estos temas y si su aparente silencio es de convicción (con claro desacuerdo entonces respecto al magisterio), es de disciplina/lealtad de partido o bien actúa también el temor de ser señalados como sospechosos de no estar al día o de reaccionarios. En cualquier caso no parece que tengan ninguna incidencia real en la toma de decisiones dentro del partido socialista y afines, lo que da cuenta de su insignificancia cuando no de su manipulación.
Meritxell, en Foc Nou hay firmas apreciables, no menosprecio en ninguna manera la lucidez intelectual de Francesc Torralba, la profundidad de Rovira Belloso o incluso la franciscana bondad de Joan Botam, por ejemplo. Pero sí que considero flojitas las columnas de opinión de "en veu alta". ¿Has leído la columna de Ignasi Moreta de abril? Bluf, bluf, bluf. Sobre las beatificaciones de mártires de la guerra civil se pueden decir cosas más o menos acertadas (aducir motivaciones políticas de oportunidad, cuestionar si en el determinado caso de una determinada persona la muerte fue en realidad en odium fidei o no, etc), pero calificarlas de pecaminosas porque es hacer "acepción de personas" al distinguir los muertos de un lado de los del otro supone o no entender qué cosa se entiende por martirio y por santidad o hacerse maliciosamente el tonto o tener una empanada mental (cualquiera de las tres posibilidades deberían bastar para descartarlo como colaborador de la revista si ésta quiere mantener un mínimo de calidad).

jordi_morrós dijo...

No sé si opinar sobre "Foc Nou" o sobre los católicos socialistas (existen de verdad?) y el aborto.

Como que sobre el aborto han opinado unas cuantas mujeres y no creo poder aportar nada nuevo me inclino por "Foc Nou" y alguno de sus comentaristas progres.

A mí me gusta en general "Foc Nou", pero los progres tenemos un defecto que es el de descafeinar fácilmente los contenidos de la fe por el lado del mínimo común múltiplo, así como los más o menos conservadores y/o integristas acostumbran a pecar por el lado de la definición restrictiva y exclusiva de las esencias inmutables. Cada tribu padece de sus propias y particulares enfermedades.

Ah, por cierto, Ignasi Moreta es un buen editor joven, pero no tiene porque ser un experto en temas religiosos, y prometo que leeré su columna de abril para ver que tal me suena.

Hasta la próxima.

jordi_morrós dijo...

Acabo de hacer los deberes y he leído la columna de Ignasi Moreta en el "Foc Nou" del mes de abril.

Yo no encuentro que menosprecie a los mártires católicos, sino que aprovecha la ocasión para reflexionar sobre si la Iglesia Católica hace o no hace acepción de personas. Y ahí el tema es muy delicado por todas las heridas que todavía están abiertas, y que Moreta mismo reconoce al comentar lo que le ha ocurrido en algún acto público.

Y si peca de algo creo que es de ese "buenismo" más o menos difuso que acostumbra a aparecer entre la tribu progre (y que creo yo que debe ser para compensar la más que evidente "mala leche" que a veces impera entre la otra tribu de los exaltados por la pérdida de las esencias), pero tampoco no encuentro desacertado que un intelectual como Moreta invite a abrir un poco las perspectivas que ciertamente a veces entre los católicos de por estas tierras son un poco estrechas de miras.

Hasta la próxima.

Outsider friar dijo...

Jordi, muchas gracias por su comentario, siempre cortés y comedido. Simplemente expresé la opinión de que una columna mensual en una revista católica debería aprovecharse más y utilizarse con más rigor. Puse el ejemplo de Moreta, pero podría haber utilizado cualquier otro. Entrando en el tema, se puede denunciar si así se estima que la Iglesia hace acepción de personas (no digo que en algún caso no se haga). Pero entonces hay que poner un ejemplo válido. La beatificación de unas personas por vía de martirio no significa homenajear a los muertos de un lado y olvidar a los del otro. Porque ni todos los de un lado son beatificados ni todos los beatificados tienen por qué ser de un lado. Entendería que en un medio laico con personas poco o nada formadas religiosamente una beatificación se confundiera con un homenaje a los "muertos de un lado". Pero no me da la gana de admitirlo en Foc Nou. La Iglesia católica no homenajea a muertos cuando beatifica, sino que declara que determinados miembros de la Iglesia pueden ser tenidos como un ejemplo para los demás y recibir una cierta veneración; en el caso de los mártires precisamente por haber muerto dando testimonio de su fe y a causa de ésta; es una acepción de causas clarísima, no de personas, por eso digo que los conceptos hay que utilizarlos con rigor.

jordi_morrós dijo...

Para Outsider.

No me cuesta ningún esfuerzo estar de acuerdo con tu planteamiento, y ciertamente reconozco que a veces algunos columnistas y publicaciones progres andan un poco justillos de cultura religiosa, y a veces sus análisis pecan de superficialidad.

Por cierto en este número de "Foc Nou" he disfrutado como un enano leyendo la entrevista a Jürgen Moltmann ya que este teólogo protestante al menos seguro que no peca de superficialidad.

Hasta la próxima.

Roberto Gómez dijo...

Alavaro, te aplaudo hasta con las orejas¡.

Estoy creando una plataforma: "que mal lo paso, lo soluciono y punto".

Buenísimo.

Un abrazo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Siempre es bueno sonreir por eso agradezco a Alvaro su comentario, pero reinvindico igual derecho a las mujeres: lo paso mal con éste... ¡zaca!. tal y como estamos ahora las "donnas" ¡pobres varones!.
El viernes viene el autobús DAV a León y compruebo con alegría el entusiasmo de los pro vida. Es ese entusiasmo de los que saben a ciencia cierta (nunca mejor dicho) que les asiste la verdad. Espero que seamos capaces de deslindar el derecho a la vida y su defensa de opiniones políticas, de protagonismos, de estupideces. Do Obama se replantea la necesidad de dialogar es porque ve que peligran los votos y mientras más convencidos haya de que el aborto es un crimen mas caso haran los partidos.
Un abrazo

Guerrera de la LUZ dijo...

Por lo que oigo en la calle cada día, creo que cada vez hay más gente que se está convenciendo de que apoyar el aborto hoy en día es lo más retrógrado que hay.

Un abrazo Outsider.